¿Qué es fibrosis quística? Averigüémoslo juntos

08/09/2021

Tiempo de lectura: 3 minutos

En la vida nada está escrito, gozar de salud en cada etapa es un privilegio que no todos tenemos, ya que existen diferentes tipos de enfermedades y patologías que pueden afectar nuestro bienestar, la fibrosis quística es una de ellas, ¿Qué te parece si exploramos un poco más?  

fibrosis-quistica

 

Empecemos por lo básico y más importante, ¿Qué es fibrosis quística? es una enfermedad crónica y hereditaria que afecta principalmente los pulmones, el sistema digestivo y otros órganos como el hígado, el páncreas, los intestinos, los senos paranasales y los órganos sexuales.  

Te recomendamos leer: ¡Micrositio de COVID-19!

¿Por qué se produce? 

De acuerdo con Mayo Clinic, una de sus principales causas se debe al moco, un gen defectuoso que lleva al cuerpo a producir este líquido que tiene como característica ser espeso y pegajoso. Por esta razón, se acumula en las vías respiratorias y puede ocasionar dificultades para respirar, facilitar el crecimiento de bacterias y producir infecciones pulmonares  y problemas digestivos de alto impacto. 

Teniendo lo anterior en cuenta, esta afección genera daño en las células que se encargan de producir moco, sudor y jugos digestivos. En una persona sana, estos líquidos son ligeros y actúan como lubricante, pero en pacientes, pueden tapar los tubos, conductos y pasajes de órganos vitales. 

¡Con esperanza, amor y actitud se debe vivir!  

A pesar de que esta enfermedad es progresiva y requiere cuidados médicos diarios, la mayoría de las personas tienen la capacidad crecer personal y profesionalmente, ya que no les impide en gran medida, realizar acciones cotidianas como estudiar y trabajar, eso sí, deben mantenerse alerta verificando su estado de salud bajo las recomendaciones de un profesional. 

Actualmente, por fortuna, gracias a las mejoras en los exámenes de detección y los tratamientos que se pueden llevar a cabo, la esperanza de vida de una persona con fibrosis quística ha aumentado en los últimos años, ahora, pueden vivir hasta los 30 o 40 años, y algunos viven hasta los 50 años, por lo que es importante mantener una buena salud mental y continuar con el tratamiento. 

Momento de preparase física y psicológicamente ¿Cuáles son los síntomas?  

Como los líquidos espesos y pegajosos tapan los diferentes conductos que transportan el aire hacia el interior y exterior de los pulmones, se pueden presentar síntomas en el sistema respiratorio como:  

  • Tos persistente con moco espeso.  
  • Sibilancia.  
  • Infecciones pulmonares recurrentes.  
  • Fosas nasales inflamadas o congestión nasal.  
  • Sinusitis recurrente.   

Además, debes tener en cuenta que estos líquidos también pueden bloquear los conductos que transportan las enzimas digestivas, desde el páncreas hasta el intestino delgado, ocasionando a su vez síntomas como:  

  • Obstrucción intestinal. 
  • Heces grasosas y con mal olor.  
  • Poco aumento de peso y crecimiento.  
  • Estreñimiento crónico y severo.  

¿Qué otras posibles complicaciones pueden aparecer? 

  • Vías respiratorias dañadas. 
  • Deficiencias nutricionales. 
  • Diabetes. 
  • Tos con sangre. 
  • Infecciones de los senos paranasales, bronquitis o neumonía. 
  • Afectación en la salud mental, sentimientos de depresión y ansiedad. 
  • Debilitamiento de los huesos y mayor probabilidad de padecer osteoporosis. 
  • Infertilidad en los hombres y reducción de la fertilidad en las mujeres. 

¿Qué medidas se pueden tener para prevenirla? 

Como lo pudimos ver anteriormente, al tratarse de un trastorno hereditario, es importante preguntarle a tu familia y a tu pareja, si cuentan con parientes cercanos que hayan tenido o tengan fibrosis quística. 

En caso de ser positiva la respuesta, pueden realizarse pruebas genéticas antes de tener hijos, sin embargo, si ya están en estado de gestación el médico les indicará las pruebas necesarias para prevenirla.  

En Famisanar asumimos un compromiso con la vida y la salud, te acompañamos en los momentos más importantes.   

¡Unidos somos más fuertes! 

 

¡Fibromialgia y fatiga crónica mano a mano!