Trastorno bipolar, ¿un mar de emociones?

 30/03/2022

Tiempo de lectura:  3 minutos

En la vida nuestro estado de ánimo es una montaña rusa en donde cada semana experimentamos diferentes sentimientos y sensaciones dependiendo de cada situación. Sin embargo, podemos encontrar un equilibrio y poco a poco descubrir cómo sentirnos a gusto con nuestra cotidianidad. ¿Imaginas no poder controlar las emociones?   

724x438

 

¡El trastorno bipolar es una enfermedad mental!

También conocida anteriormente como “depresión maníaca” consiste en que la persona que lo padece presenta cambios extremos en su estado de ánimo, es decir, llega a sentir desde las emociones más bajas como la depresión, hasta las más altas como la euforia, la irritabilidad y la manía en cuestión de instantes.  

Generalmente, este trastorno comienza en la adolescencia o durante la temprana adultez, si bien existen casos en los que niños menores de 12 años han sido diagnosticados con este comportamiento, no es muy común, además, puede llegar a confundirse con el trastorno del déficit de la atención.  

Te recomendamos leer: ¡Prácticas para mejorar la memoria!

¡No hay que bajar la guardia!  

Esta afección dura toda la vida, sin embargo, es controlable mediante el apoyo psicológico, la formulación de medicamentos y un plan de tratamiento dependiendo del paciente.   

Una persona con trastorno bipolar se puede ver afectada de distintas maneras, además de presentar un cambio en su comportamiento, puede experimentar afectación en la calidad de sueño, la energía, el nivel de actividad y la capacidad para pensar con claridad, por lo que supone un déficit en sus labores diarias.  

Además, debes saber que existen diferentes tipos: el trastorno bipolar I, el cual es caracterizado por episodios maniacos peligrosos y graves, y el trastorno bipolar II el cual se identifica por la presencia de largos periodos de depresión.  

Exploremos juntos los signos más comunes, de esta manera, podemos identificar si nuestra salud mental o la de un ser querido puede estar en riesgo. Para esto, debemos diferenciar y dividir en 2 tipos diferentes de sintomatologías: 

Si hablamos de estados de ánimos bajos: 

  • Depresión, vacío, desesperanza y deseo de llorar. 
  • Cansancio constante, deseo de dormir demasiado o por el contrario, insomnio. 
  • Irritabilidad, pérdida de interés en las actividades y falta de satisfacción. 
  • Cambios en el apetito, comer muy poco o demasiado. 
  • Pensamientos negativos de suicidio o la muerte. 

Si hablamos de manía e hipomanía: 

  • Niveles más alto de lo normal de optimismo, ánimo y euforia. 
  • Aumento inusual de energía, actividad y agitación. 
  • Menor necesidad de dormir. 
  • Sensación de nerviosismo frecuente, estar más activo de lo normal. 
  • Falta de juicio/ Deseo por realizar actividades más arriesgadas de lo habitual; beber excesivamente alcohol, comer grandes cantidades, tener relaciones sexuales poco seguras. 

¿Cómo puedo tratar a una persona con trastorno bipolar?  

  • Sé su apoyo y muestra empatía, procura generar un ambiente cómodo y ameno. Dedícale tiempo ya que estas personas suelen sentirse aisladas, tu compañía hará la diferencia.  
  • En su fase depresiva fomenta la realización de la actividad física u otras de su agrado.  
  • En su fase maníaca o agresiva, trata de transmitir tranquilidad y estabilidad.  
  • Mantén la calma en todo momento, controlar tu equilibrio emocional es ayudar a que tu compañero, familiar o amigo se sienta de igual forma.  
  • Prepara alimentos y bebidas fáciles de comer durante periodos de alta energía, ya que resulta difícil sentarse durante largos periodos de tiempos a alimentarse.  
  • No te tomes nada personal, seguramente, en algún momento, durante un periodo de alta energía dirá o hará algo que normalmente no, si es necesario apártate y retoma la conversación cuando esté más tranquilo.  
  • Responde preguntas o comentarios siempre con honestidad, eso sí, evitando las discusiones durante un episodio maníaco, dile no a las conversaciones intensas y “salidas de tono”.  

El trastorno bipolar no mejora solo, en caso de presentar algún síntoma de depresión o de manía, consulta con tu médico o un profesional en salud mental. Deja tu bienestar en manos de expertos y recuerda que con el plan de Beneficios en Salud de Famisanar protegerte en cada etapa de tu vida es nuestra prioridad. 

¡Tu felicidad nuestra mayor motivación! 

 

¡Sueña en grande, la importancia de dormir a la misma hora!