¡Alimentarte no es una competición!

 

Seguramente tú, como yo, hemos sido víctimas de los regaños familiares mientras nos alimentábamos en el desayuno, almuerzo o cena por tener prisa al comer. Siempre recuerdo a mi padre diciéndome “come tranquilo, nadie te va a quitar la comida. Hoy, comprendí que comer despacio beneficia nuestra salud.  

 

¡Ingresa aqui!
Comer-despacio-habitos

 

Usualmente, muchas personas tienen que salir rápido de casa bien sea para el colegio, universidad u oficina ya que se hizo tarde, la alarma no sonó o la ducha fue larga. La alimentación no es una carrera en la que tú debes ganar, por el contrario, es un proceso que debe realizarse sin prisas y lentamente para asegurar bienestar en tu organismo, por eso, es importante dedicar un tiempo prudente para comer de manera saludable. 

Sabemos que probablemente tuviste un día largo y no te quedó el suficiente tiempo para alimentarte, pero esto no es excusa para engullirte la comida. Cuando devoras tu plato, el cerebro no alcanza a procesar si el organismo se encuentra satisfecho o no, por lo que al final de cuentas terminamos comiendo de más. 

¡Motívate, comer despacio trae beneficios para tu salud! 

Entendemos que tu agenda necesita rapidez y efectividad, a veces te presiona a realizar actividades en períodos de tiempo cortos, pero tu salud importa más. Para motivarte, te queremos contar que nuestros especialistas en salud prepararon para ti algunos beneficios que trae comer despacio y llevar a cabo una alimentación saludable. Además, no olvides que con nuestros Planes de Atención Complementaria puedes acceder a una orientación médica mucho más personalizada de acuerdo con tus necesidades: 

  • Disminuye los gases. 
  • Ayuda a bajar de peso. 
  • Mejora la digestión. 
  • Evita exceso en el consumo de alimentos. 
  • Permite percibir, analizar y disfrutar lo que comes. 
  • Protege tu salud dental, cuando comedespacio ejerces menos presión sobre la dentadura. 
  • Combate la ansiedad y el estrés, disfrutas más de los alimentos. 
  • Permite una mejor y mayor absorción de nutrientes. 

Si eres un amante de lo gastronómico, comer despacio te brinda la mejor opción, pues cuando tomas el tiempo adecuado para alimentarte percibes y disfrutas los sabores de una manera más agradable e intensa, además reduces los riesgos de comer rápido ¿Te animas?  

¿Has escuchado que comer despacio es bueno para adelgazar?  

Te confirmamos que sí, efectivamente ayuda a adelgazar, pues comer despacio permite que nuestro cuerpo quede satisfecho con una menor cantidad de comida, lo que regula y controla el exceso de alimentos que consumimosequilibrando el peso corporal.  

Por otro lado, comer lento acelera el metabolismo de nuestro organismo, lo que permite el correcto funcionamiento digestivo, de esta manera previenes riesgos y molestias posteriores a la alimentación. ¡Si sufres de gastritis o problemas gastrointestinales, te recomendamos comer lento! 

Para controlar qué tan rápido o lento estás comiendo, te invitamos a cronometrar o tener en cuenta el tiempo que tardas consumiendo cada comida, bien sea el desayuno, almuerzo o cena. A lo mejor, eres de esas personas que se acaban la comida antes de que le sirvan al otro en tu mesa. 

Por si no lo tienes claro y para tu información y la de tu familia, te indicamos que lo recomendado son mínimo de 20 minutos para cada comida del día, mejor aún 30 minutos. Si gastas entre 5 a 10 minutos es momento de revaluar y corregir tus hábitos alimenticios. 

Consejos para comer más despacio 

Para conseguir tus objetivos y ayudarte a comer despacio, es necesario que conozcas cómo empezar a construir ese cambio que tanto quieres para tu salud ¡En Famisanar nos interesas tú! Por eso: 

  1. Asegúrate de masticar cada bocado en repetidas ocasiones, no es necesario el mito de las 40 veces, pero sí tómate el tiempo necesario para triturar completamente el alimento. 
  1. Utiliza cubiertos, cuando ingresas el alimento con la mano tiendes a introducir más cantidad de alimento a tu boca en menos tiempo. Además, te recomendamos poner los cubiertos en la mesa cada vez que culmines un bocado. 
  1. Bebe agua entre cada bocado. 
  1. Come sentado en una mesa, esto permitirá la concentración en la actividad de alimentación que estás llevando a cabo. 
  1. Come sin distracciones, retirado de la oficina, sin dispositivos electrónicos cercanos a ti, esto permitirá que no desvíes la atención de tus alimentos. 

Recuerda que con nuestros Planes de Atención Complementaria podrás acceder a una orientación médica mucho más personalizada de acuerdo con tus necesidades y tu estado de salud, solo deberás consultar nuestro directorio médico y solicitar tu cita con especialista