¿Cómo saber si tengo bruxismo?

Si en ocasiones despiertas con dolor de cabeza o dolor de los músculos faciales al momento de abrir la boca para desayunar o incluso para hablar, seguramente apretaste tus dientes mientras dormías; esta actividad hace referencia al bruxismo,una reacción involuntaria que puede ser ocasionada en muchas ocasiones por el estrés.

Los Planes de Atención Complementaria de invitan a conocer sobre el bruxismo

¡Ingresa aqui!
Bruxismo

 

Para muchos e incluso para ti, si no has presentado este dolor, puede que sea un hábito desapercibido y que solo podrás determinar que lo haces cuando alguien que duerme contigo te comente que escucho rechinar tus dientes mientras descansabas o incluso en una visita a tu odontólogo.  

 ¿Qué es el bruxismo nocturno? 

 El bruxismo nocturno hace referencia entonces a ese hábito no voluntario, que hace que la persona apreté la mandíbula frecuentemente o que haga rechinar los dientes frotándolos sin ningún objetivo mientras duerme. 

¿Cómo saber si tengo bruxismo? 

A continuación encontrarás una pequeña guía que te enseñará a identificar si padeces de bruxismo, para esto anota en un papel o en tu celular los síntomas que has presentado. 

  • Dolor en la zona facial al levantarte. 
  • Dolor mandibular o de oído. 
  • Dolores de cabeza frecuentes. 
  • Problemas para dormir o insomnio. 
  • Aumento de sensibilidad dental a alimentos calientes, fríos o dulces. 

Si anotaste más de tres de los síntomas de bruxismo es momento de consultar nuestro Directorio Médico PAC y solicitar tu cita de consulta odontológica, ten en cuenta que el bruxismo puede traer graves consecuencias a tu salud. 

¡Conozcamos más! 

Antonia tiene 24 años de edad, después de su consulta odontológica de rutina su odontólogo evidenció que sus dientes tenían un desgaste que no era normal, además el esmalte de sus dientes estaba totalmente deteriorado. Al preguntarle si había padecido algunos de los síntomas mencionados anteriormente ella respondió afirmativamente, sin embargo no le había prestado mucha atención. 

Durante la consulta con su médico, Antonia le contó que por temas de la universidad vivía constantemente estresada, que sufría de ansiedad y que había caído en depresión por la muerte de uno de sus seres queridos. Tras escucharla y hablar con ella, el doctor entendió que estas podían ser algunas de las causas de su bruxismo y adicionalmente le informó que si presentaba malos hábitos para dormir, posturas corporales inadecuadas e incluso consumo de tabaco y alcohol las posibilidades de padecerlo se incrementarían. 

Según un estudio publicado en el Journal of the American Dental Association las personas que consumen con regularidad tabaco, cafeína y alcohol tienen el doble de probabilidad de sufrir bruxismo. 

¿Es posible evitar el bruxismo? 

Tal vez seas de los que piensa que al ser un hábito involuntario no se puede evitar, sin embargo te equivocas, es posible prevenirlo y reducir el riesgo de presentarlo a lo largo de tu vida; toma nota y recuerda los consejos que los especialistas de los Planes de Atención Complementaria de EPS Famisanar tienen para ti: 

  • Aprende a relajar tu mandíbula, cuando está tensionada puede ocasionar bruxismo. Practica con algunos ejercicios, cada uno en 15 repeticiones: 
    • Abre la boca lo más que puedas y comienza a cerrarla lentamente. 
    • Lleva tu mandíbula de lado a lado. 
    • Adelanta la mandíbula inferior hacia el frente y hacia atrás. 
  • Sí ¡La lengua también se debe relajar! Ella también esta ligada a la mandíbula. 
    • Saca la lengua todo lo que puedas y mantenla así por cerca de 10 o 15 segundos, realiza 5 repeticiones al menos una vez al día. 
    • Con la boca cerrada, presiona con la lengua las mejillas y el paladar con varios movimientos, realiza esta actividad entre uno y dos minutos. 
  • Por supuesto ¡Aléjate del estrés!  Aunque a veces sea difícil llevarte los problemas de la oficina a tu casa lo recomendable es que evites acostarte demasiado tensionado, para esto intenta realizar actividad física y mantenerte activo durante el día. Tu salud mental puede afectar tu salud física. 
  • Aliméntate saludablemente. Sobretodo antes de acostar evita consumir café, té o bebidas alcohólicas y por supuesto dile no al tabaco. 

En el caso de Antonia que ya padecía de bruxismo, no quedaba otra solución que comenzar tratamiento, poner en práctica los consejos para evitarlo y por supuesto saber cómo actuar para controlar el malestar producido. 

¿Sabes por qué comer Frutas y Verduras es Importante? ¡Conocelo aqui!

Tengo bruxismo ¿Qué hago? 

El dolor ocasionado por este hábito puede ser muy incomodo para llevar tu día a día. Sin embargo, puedes hacer algunas cosas para reducirlo o minimizarlo ¡No te auto-mediques sin antes hablar con tu odontólogo! 

  • Aplica hielo o calor húmedo en la mandíbula para reducir el dolor. 
  • Aunque seas amante del maní y los frutos secos estos alimentos no son aptos para cuando tienes dolor de mandíbula ¡Inclínate por alimentos blandos! 
  • Consume mayor cantidad de agua. 
  • Realiza estiramientos de los músculos de la boca, puedes poner en práctica los mencionados anteriormente. 
  • Evita el antojo de los chicles. 
  • Mantén una dieta rica en calcio, esta te ayudará a proteger el esmalte de tus dientes. 

Ahora que lo sabes y que conoces más del bruxismo, es momento de prestar atención a ese dolor con el que en ocasiones te levantas o que incluso has notado en tu pareja o hijos. Recuerda que con los Planes de Atención Complementaria de Famisanar tienes acceso a especialistas y atención exclusiva en odontología.