¡Contra la hipertensión arterial somos un equipo!

Fecha: 14/05/2021

Tiempo de lectura: 2 minutos

En cada etapa de la vida, el cuidado de la salud es una responsabilidad que no se puede descuidar. Cumplir las metas, objetivos, sueños e ilusiones depende de cómo cada persona asume su día a día, qué tipo de hábitos adopta y cada acción que toma tiene un resultado que tiene un impacto en el bienestar. La hipertensión arterial es un problema que puede disminuir tu calidad de vida, conozcamos un poco más y tomemos medidas. 

hipertension-arterial

 

¿Qué es la Hipertensión arterial?  

Una enfermedad crónica que se produce cuando los vasos sanguíneos tienen una tensión alta de forma persistente, lo que puede llevar a dañarlos. Cuando hay tensión arterial, nos referimos a la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de los vasos (arterias) al ser bombeada por el corazón, entre más alta es la tensión, más esfuerzo debe realizar el corazón para bombear. 

Te recomendamos leer: ¡Bienvenido a Famisanar, donde cuidamos de ti!

¿Cuándo debes preocuparte? Una presión arterial igual o superior a 140/90mm Hg eleva el riesgo de tener un infarto al corazón y un accidente cerebrovascular que son las primeras causas de muerte en todo el mundo. También, puede provocar enfermedad arterial periférica, insuficiencia renal y cardíaca, así como ceguera, es por esto que debes estar muy atento a cualquier síntoma. 

¡Nadie se salva!  

De acuerdo con Minsalud, hombres y mujeres se ven afectados por esta enfermedad y especialmente, es en la adultez cuando se presenta con mayor frecuencia, pues cuatro de cada diez adultos en el mundo padecen hipertensión arterial. Esta proporción aumenta con la edad: mientras que para las personas de 20 a 40 años se encuentra en aproximadamente el 10% de ellos, de los 50 a 60 años esta proporción se incrementa al 50%. Una de cada 5 personas tiene prehipertensión.  

¡En tu autocuidado está la diferencia! Casi la mitad de las personas con hipertensión no está diagnosticada porque no sabe que tiene la presión arterial alta. La hipertensión generalmente no da síntomas, por eso es necesario que todos los adultos midan su presión arterial con regularidad. Esto puede ser a través de una consulta general, mediante el análisis de laboratorio o pruebas como el electrocardiograma. 

A pesar de la eficacia de los medicamentos disponibles para su tratamiento y del bajo costo para controlarla, existen bajas tasas de tratamiento y control de la enfermedad en pacientes diagnosticados. ¡Ojo! El tratamiento ayuda a controlar la presión arterial pero no cura la hipertensión. No debes suspender tus medicamentos por ninguna causa. 

¡Menos palabras y más acciones! 

  • Realiza chequeos frecuentemente para confirmar que tu presión arterial no esté alta. 
  • Disminuye el consumo de sal. 
  • Evita el sobrepeso y la obesidad, son factores de riesgo para la aparición de esta enfermedad. 
  • Adopta una dieta balanceada y saludable, consume frutas y verduras en todas comidas, hidrátate con agua, incluye granos, lácteos y proteínas y no olvides respetar tus horarios de alimentación. 
  • Duerme bien. Descansar adecuadamente te ayudará a cuidar tu salud. Acuéstate siempre a la misma hora y asila tu habitación de estímulos auditivos y luminosos. 
  • Lejos de los hábitos nocivos. Dile no al consumo de tabaco y alcohol, si sientes que no puedes es momento de pedir ayuda. 
  • Realiza actividad física frecuente, activa tu cuerpo y evita el sedentarismo. 

¿Cuál es el futuro que quieres para ti? Es hora de reflexionar y tomar medidas importantes en tu vida, la decisión la tienes en tus manos, recuerda que la hipertensión no es un juego. Con tu Plan de Beneficios en Salud seremos tu aliado número uno cuando más nos necesites. 

¡Tu salud es nuestra prioridad! 

 

¡Durante la gestación te cuidamos de la hipertensión!