¡Protégete de las intoxicaciones alimentarias!

 

17/09/2020

Ahora que estamos en casa compartiendo un poco más tiempo con nuestros seres queridos, es usual que dejemos volar nuestra imaginación en la cocina, sin embargo ¡ojo! Debemos estar alerta a las intoxicaciones alimentarias. 

intoxicacion

 

 

Antes que nada, ten en cuenta que estas son ocasionadas por virus o gérmenes, los cuales pueden estar en los alimentos que comemos y en los líquidos que bebemos y aunque son diminutos pueden tener un gran efecto en nuestro cuerpo. 

¿Cuáles son los síntomas de una intoxicación? 

Cuando los gérmenes que causan la intoxicación alimentaria entran en nuestro cuerpo, es usual presentar síntomas como náuseas, dolor de estómago, vómitos, diarrea, fiebre, dolor de cabeza o debilidad general. 

Ante algunos de estos signos puedes cuidarte en tu casa, para ello los médicos de nuestro Plan de Beneficios en Salud te recomiendan: 

  • Tomar líquidos para evitar la deshidratación como suero y jugos sin azúcar. 
  • Evitar los alimentos sólidos y lácteos hasta que dejes de tener diarrea. 
  • Evitar la automedicación, ten en cuenta que los medicamentos sin orden médica pueden prolongarte los síntomas de la intoxicación. 
  • Cuando se detenga la diarrea y los vómitos comienza a comer porciones pequeñas de alimentos bajos en grasa y fáciles de digerir para evitar que el malestar estomacal empeore. 
  • Si tus síntomas se agravan consulta con tu IPS Primaria. 

Reporta aquí personas con las que ha tenido contacto, si eres un caso sospechoso o confirmado de COVID-19

¿Es posible prevenir una intoxicación? 

Claro que puedes hacer mucho para reducir el riesgo de tener una intoxicación alimentaria, pon en práctica los siguientes consejos: 

  • Lávate las manos con frecuencia, sobre todo después de ir al baño, antes de tocar alimentos y después de estar en contacto con comida cruda. 
  • Lava con agua caliente y jabón todos los utensilios y superficies que utilices para preparar alimentos. 
  • Lava todas las verduras y frutas que no puedas pelar. 
  • Conserva los alimentos crudos alejados de los demás hasta que estén cocinados. 
  • Consume lo antes posible todos los alimentos perecederos o cualquier alimento que tenga fecha de caducidad. 
  • Descongela los alimentos en la nevera, en un microondas o en agua fría.  
  • Si un alimento está caducado o tiene un sabor raro u olor extraño, no lo comas. 
  • Si estás en embarazo evita todos los mariscos, carnes y pescados crudos o que no estén completamente cocinados.
     

Es momento de prevenir las intoxicaciones alimentarias ¡Es mucho lo que puedes hacer por tu salud! 

 

¡Aprendiendo sobre la esclerósis múltiple!