Juventud y esperanza ¡Una etapa memorable para cuidar la salud mental!

30/07/2021

Tiempo de lectura: 4 minutos

Los años no vuelven, el tiempo corre y cada vez más aprendemos nuevas cosas, vivimos y vivimos experiencias únicas, y todo junto nos forma el carácter. Ser joven significa una vida por delante, nunca es tarde para luchar por los sueños de niño y es el mejor momento para afrontar los retos con energía y actitud. En Famisanar, la salud mental de los jóvenes es una prioridad. 

juventud

 

Todos pasamos por las mismas etapas y sabemos que en ocasiones no encuentras respuestas a tus inquietudes, es normal experimentar cambios de humor y sentir miedo, inseguridad e incertidumbre sobre el futuro. La época en la que estás es crucial para el desarrollo y el mantenimiento de hábitos sociales y emocionales que son esenciales para el bienestar mental, allí, desarrollas aptitudes importantes para mantener relaciones interpersonales, gestionar situaciones difíciles y aprender a controlar las emociones. 

Échale un vistazo a: ¡Salud del adolescente y joven!

¡Un paso a la vez! Nadie dijo que la juventud sería fácil, tener tantas transiciones en cuestión de poco tiempo a nivel físico, emocional, hormonal, sexual, social e intelectual, no es una tarea sencilla de asimilar; probablemente te has cuestionado miles de veces y en el camino has tropezado, pero de eso se trata, tomar cada experiencia de forma positiva. Tú nos importas, a continuación, te ayudamos a identificar si algo no anda bien. 

¿Cómo detectar a tiempo una mala salud mental? 

  • Pérdida de confianza y autoestima, tendencia al aislamiento, abandono de amigos y grupos sociales. 
  • Dormir excesivamente o, por el contrario, trastornos del sueño, insomnio o dificultad para conciliar el sueño. 
  • Pérdida de interés en las actividades rutinarias o pasatiempos, lo que antes resultaba placentero, divertido y entretenido ahora resulta normal o aburrido. 
  • Cambios repentinos y bruscos de personalidad, sentimientos de irritabilidad, enojo, tristeza y otros. 
  • Pérdida de peso inusual y del apetito, que puede significar un trastorno alimentario producto de un bajo bienestar emocional. 
  • Abuso de bebidas alcohólicas o consumo de sustancias psicoactivas, además del uso de fármacos desmedido. 
  • Lesiones o heridas infligidas por sí mismo. 
  • Bajo rendimiento académico o laboral, falta de productividad, creatividad y eficiencia en diferentes actividades. 

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, el suicidio es la tercera causa de muerte para los jóvenes que comprenden entre los 15 y 19 años, adicionalmente, no abordar oportunamente los trastornos mentales en la juventud tiene consecuencia para la edad adulta, ya que tanto emocional como físicamente, las oportunidades de llevar un futuro satisfactorio se reducen. 

Existen múltiples aspectos que determinan el estado de salud mental de un joven, entre más sean los factores de riesgo a los que están expuestos mayores serán los efectos negativos sobre el bienestar emocional. El estrés, la exploración de la identidad sexual, el uso y acceso a la tecnología, la influencia de los medios de comunicación, las normas de género, las relaciones familiares y los problemas socioeconómicos son solo algunos de los muchos factores. 

¡7 maneras de mejorar tu salud mental! 

  1. Evita el consumo de alcohol y tabaco: Este tipo de sustancias son nocivas y pueden ser adictivas, además, aumentan la probabilidad de generar depresión ¡Evita la dependencia a estos productos! Recuerda que no se trata de la sensación que te genera en el momento sino de cómo te sientes después. 
  2. No guardes ni reprimas tus emociones: Abre un espacio de vez en cuando para hablar sobre cómo te sientes con las personas que mayor comodidad te generan, bien sea tus amigos más cercanos, tus padres, abuelos o tíos, encontrarás una mano aliada. 
  3. Las emociones son temporales, mantén la calma: Estás en una de las mejores etapas de la vida, recuerda que el recorrido es largo y que cada día es diferente, hoy te puedes estar sintiendo triste y mañana puedes estar sonriendo. 
  4. Destina tiempo para todo, maneja un equilibrio: Sí, es importante obtener buenos resultados en la escuela, universidad o trabajo, pero tener espacios libres, compartir con los seres queridos, realizar tus actividades favoritas y entretenerte, son partes fundamentales para proteger tu estado mental. 
  5. Acéptate tal y como eres: El amor propio es un pilar clave para sentir la tranquilidad y plenitud, no busques parecerte a alguien más, no luches contra tus propios pensamientos y formas de actuar. Eso sí, analiza aspectos por mejorar y siempre busca tu bienestar. 
  6. Sácale el mayor provecho a tu energía, realiza actividad física: De forma diaria, aprovecha que eres joven y estás lleno de vitalidad. Practicar este tipo de actividades produce en ti sensaciones de bienestar y relajación. En compañía de alguien o con una buena lista de música, inspírate y recibe beneficios únicos.  
  7. No subestimes tus sentimientos, busca ayuda profesional: Nada mejor que la experiencia, no sientas vergüenza, temor o miedo de asistir a terapias o charlas, recuerda que primero va tu estado de salud y luego lo demás. 

No es momento para sentirte mal, disfruta cada instante de tu juventud y sonríe, piensa que en cada acción y decisión que tomas, te brindas a ti mismo una mejor calidad de vida, no olvides que con tu Plan de Beneficios en Salud cuentas con profesionales dispuestos a escucharte y orientarte. 

Recuerda que puedes participar gratuitamente en la ruta de promoción para jóvenes en la cual desarrollamos intervenciones enfocadas a los riesgos de estos grupos, que están en las edades comprendidas entre 18 y 28 años para jóvenes.   

¡Cuidarte nos inspira a mejorar! 

 

¡Desde la juventud, aléjate de la comida rápida!