¡Por unas piernas saludables, prevé las venas várices!

 

18/09/2020

Si alguna vez has notado que tus venas sobresalen en tu piel y son de color azul oscuro o morado, especialmente en tus piernas, acompañadas de hinchazón y pesadez, puede que estés sufriendo de venas varicosas. 

venas-varicosas

 

 

En esta ocasión te contamos qué son, cómo identificarlas y qué puedes hacer para prevenirlas. Porque verte saludable es nuestra mayor satisfacción, queremos recordarte que con nuestros Planes de Atención Complementaria (PAC) cuentas con un servicio integral y con enfoque preventivo, además de acceso a un grupo selecto de especialistas, para respaldarte en cada etapa de tu vida. ¡Tu salud es un compromiso que asumimos juntos! 

¡Vacunación domiciliaria en Bogotá!

¿Qué son? 

De acuerdo con la Clínica Mayo, las venas varicosas son aquellas que se agrandan, se dilatan y se retuercen, especialmente en tus piernas, aunque pueden presentarse en cualquier parte del cuerpo. A pesar de que, en muchos de los casos, tan solo representan un problema estético, en situaciones más graves pueden causar dolor y malestar.  

Estas aparecen debido a que existe una acumulación anormal de sangre en las paredes de las venas superficiales, lo cual se puede derivar de múltiples factores de riesgo como: 

  • Tener sobrepeso u obesidad. 
  • Las mujeres son más propensas, especialmente, durante el embarazo. 
  • Edad avanzada. 
  • Permanecer de pie o sentado por largos períodos de tiempo. 

¡Identifica los síntomas! 

Según la Clínica Cleveland, la mayoría de los signos suelen aparecer antes de los 40 años, en donde casi la mitad de las mujeres de esa edad sufren de esta molestia. Conócelos: 

  • Percibes racimos torcidos formados de venas dilatadas, además de hinchazón en tus piernas, pies o tobillos. 
  • Has experimentado calambres y dolor muscular en tus piernas y las sientes pesadas. 
  • Te duele detrás de las rodillas, sientes picazón alrededor de las venas y te cansas con facilidad. 
  • En los casos más avanzados, pueden aparecer úlceras y un oscurecimiento de la piel. 

¡Hablemos de prevención! 

Aunque no se ha encontrado una manera concreta de prevenir las venas varicosas, si puedes adoptar hábitos saludables para disminuir el riesgo de padecerlas: 

  • Despídete del sedentarismo. Realiza ejercicio regularmente y mantén un peso apropiado. 
  • Come saludablemente. Incluye en tu dieta diaria alimentos ricos en fibra y con un bajo contenido de sodio. 
  • No tantos zapatos altos. Procura no utilizar tacones o medias que te queden muy apretadas. 
  • Muévete. No permanezcas de pie o sentado por mucho tiempo, cambia de posición frecuentemente. 
  • Más recomendaciones. Evita cruzar tus piernas cuando estés sentado y procura levantarlas, por encima de la altura de tu corazón, cuando estés acostado. 

¡Tu bienestar nos mueve y nos motiva, estamos juntos en esto! 

 

 

¡Presta atención al cáncer de ovario!