¡Aprendamos más sobre la artritis!

10/06/2022

Tiempo de lectura: 2 minutos

¿Qué es la artritis reumatoide?  

Es una enfermedad autoinmune, en la que las mismas defensas del cuerpo atacan el recubrimiento normal de las articulaciones; en este tipo de artritis, la inflamación en el revestimiento de la articulación en los huesos genera el daño de la articulación, afectando directamente al cartílago.  

Parkinson_JPG

 

Ahora hablemos de la artrosis.  

La artrosis es una patología reumática que lesiona el cartílago articular, normalmente, esta hace que el cartílago, el tejido duro y resbaladizo que recubre los extremos de los huesos donde forman una articulación se rompa, normalmente se localiza en la columna cervical y lumbar, algunas articulaciones del hombro y de los dedos de las manos, la cadera y la rodilla.   

Te recomendamos leer:  ¡Luchemos juntos contra el melanoma!

Conoce ¿Cuáles son las causas de la artritis?   

Ten en cuenta que la inflamación y los daños de las articulaciones pueden darse por diferentes causas, te invitamos a conocerlas:   

  • Una enfermedad autoinmunitaria, en la cual el sistema inmune del cuerpo ataca por error al tejido sano.   
  • Fracturas óseas.   
  • Desgaste y deterioro de las articulaciones.   
  • Infecciones ocasionadas por virus o bacterias.   

En la mayoría de los casos la inflamación desaparece luego de determinar la causa y tratarla; sin embargo, cuando esto no sucede puedes padecer de artritis crónica.   

¿Cómo identificarla?   

Además del dolor, hinchazón e incluso movimiento limitado, la artritis también puede ocasionar:   

  • Dolor articular.   
  • Inflamación articular.   
  • Enrojecimiento y calor de la piel alrededor de una articulación.   
  • Rigidez articular, sobre todo al comenzar el día.   

 ¿Se puede prevenir?   

Juntos podemos cuidar tu salud y la de cada miembro de tu familia ¡Es momento de dar lo mejor de ti! Te damos algunos consejos para disminuir el riesgo de padecer de artritis, y en caso de tenerla, mejorar la evolución de la enfermedad.   

  • Cuida tu alimentación.  
  • Evita consumir sustancias como alcohol, café o tabaco, por el contrario, incrementa el consumo de frutas y verduras.   
  • Mantente hidratado, bebé suficiente agua a lo largo del día.   
  • Aléjate del sedentarismo; puedes caminar, realizar ejercicios en casa, practicar yoga o realizar estiramientos mientras trabajas.   

Recuerda que esta enfermedad no solo se da en personas mayores, también puede suceder en cualquier persona sin importar su edad, y como tu salud es nuestra prioridad, te recordamos que con nuestro Plan de Beneficios cuentas con profesionales en salud dispuestos a asesorarte y cuidarte.   

¡Cuidemos siempre nuestras articulaciones!