¡Los más pequeños también merecen un buen trato!

 

16/11/2020

Tiempo de lectura: 3 minutos

Recuerdo que en mi barrio había un pequeño de 8 años que, curiosamente, nunca parecía tener una cara sonriente.

trato-niños

 

Me resultaba muy extraño y sospechoso que un niño, teniendo la edad en donde todo es paz, amor, fe y esperanza no disfrutara su día a día. Yo notaba que todos los demás niños salían a divertirse y a jugar, pero él no, él únicamente los miraba desde lejos con una cara triste. 

Imagina sólo por un momento lo difícil que debe ser no tener amigos, sentirte atacado por tu propia familia y en algún caso agredido, no tener a nadie que te defienda ni te acompañe en los momentos difíciles, no te gustaría ¿Verdad? Ni ser tú, ni tener algún familiar o conocido que tenga que pasar por esa situación, por esto, es deber de todos cuidar a nuestros niños y promover el buen trato. 

Como lo indica la Alcaldía Mayor de Bogotá, el respeto por la vida y el compromiso con los demás son valores que se aprenden en casa por medio de la familia, sin embargo, en otros casos, es a través de otras personas, como el colegio o la universidad. Sin embargo, no todas las personas tienen acceso a un buena educación ni una buena formación, por lo que, por desgracia, muchos niños y niñas son víctimas de violencia intrafamiliar y sexual. 

También te puede interesar: ¿Cómo pagar tu Plan Complementario?

Los más pequeños, al conformar un grupo específico de población que puede ser vulnerable debido a su inocencia y falta de recursos para defenderse, son grandes víctimas de abusos por parte de mayores que carecen de principios éticos y morales. Adicionalmente, pueden ser muchas las causas por las que una persona decide aprovecharse de los niños, bien sea: 

  • Baja autoestima, falta de afecto. 
  • Estrés y/o ansiedad alta. 
  • Problemas psicológicos. 
  • Trastornos mentales. 

Tú, yo, y todos los niños y niñas merecemos un buen trato, pues parte importante de nuestra salud y bienestar tanto físico como mental depende en gran medida de cómo logramos relacionarnos con otras personas, de los vínculos sentimentales y emocionales que construimos y que nos hacen sentir amados, acompañados y correspondidos. 

Con el objetivo de que puedas contribuir a que cada vez sean menos los casos en que los niños y niñas se enfrenten a un mal trato, nosotros creamos para ti una lista con acciones que puedes tomar para brindar sonrisas a los más pequeños. 

¿Cómo ayudar a que los niños obtengan un excelente trato? 

  • Demuestra interés y entusiasmo por las actividades que realizan, comparte con ellos y hazlos sentir amados, no hay nada que ayude a elevar más el autoestima y fortalecer su confianza que sentir el orgullo por parte de sus familiares, amigos y conocidos. 
  • Reconoce constantemente sus logros, felicítalos y no subestimes el esfuerzo que para ellos puede implicar, como por ejemplo, aprender a escribir bien, leer, montar bici, realizar bien una tarea o cualquier otro tipo de actividad. 
  • Mantén una buena comunicación con los niños, abre tu mente y conviértete en una persona experta en escuchar y ayudar, muchas veces los pequeños sólo necesitan una motivación, una señal para contarte cosas más personales que antes no eran capaces de hacerlo. 
  • Da un buen ejemplo, enséñale a los pequeños cómo deben hacerlo a través de buenos modales, desde un simple saludo como dar las gracias ya estás aportando a mejorar el buen trato hacia tu hijo y los demás. 
  • Reporta y denuncia cualquier tipo de violencia o maltrato, bien sea físico, verbal o psicológico hacia los niños, entre todos podemos ayudar a detener los casos. 

No permitas que un solo niño o niña más tenga que aguantarse un mal trato por cualquier persona, sea familia, amigo o conocido, unidos podemos hacer la diferencia y mejorar la calidad de vida de los más pequeños.  

Con tu Plan de Beneficios en Salud nosotros estamos ahí para acompañarte y cuidarte en cada etapa de tu vida, recuerda que en Famisanar contamos con la Ruta de Promoción y Mantenimiento de la Salud Infantil. 

¡Todos merecemos un buen trato! 

 

¡Dientes sanos desde pequeños!