¡Unión y acompañamiento! Juntos ante el Síndrome de Down

Última actualización: 19/03/2022

Tiempo de lectura: 2 minutos

Las mejores experiencias se viven al lado de personas únicas. Abrazos y sonrisas son el comienzo de una vida llena de bienestar. Hoy, hablaremos sobre el síndrome de Down, una condición a la que niños y adultos se ven expuestos diariamente. ¡Unidos podemos mejorar su calidad de vida! 

sindrome-de-down

 

Como lo indica el portal CDC, el Síndrome de Down es considerada como una enfermedad genética, no hereditaria, la cual se produce debido a que la persona cuenta con un cromosoma extra, así es, hay una copia del cromosoma 21. Pero… ¿Qué es un cromosoma? Son las estructuras o “paquetes” que contienen los genes, el ADN o parte de él en el organismo.   

Te recomendamos leer: ¡Ley de transparencia!

Usualmente, todos tenemos 46 cromosomas, sin embargo, en el caso del Síndrome de Down son 47, lo que cambia y afecta el desarrollo del cerebro y el cuerpo de un bebé ¿Por qué son importantes los cromosomas? Su función es fundamental, ya que determinan las condiciones físicas y mentales del bebé durante el embarazo, la manera en que funcionará mientras se desarrolla en el vientre materno y después de nacer.  

¿Cómo identificar a una persona con Síndrome de Down? 

Todos somos únicos e irrepetibles, incluso aquellos que padecen este trastorno genético, ya que tanto los problemas intelectuales como los físicos varían. Desde una persona saludable hasta otra que puede padecer una dificultad cardíaca, las sintomatologías tienen diferentes grados de riesgo, desde leve hasta grave. 

Generalmente, identificar a una persona con síndrome de Down no es una tarea difícil, ya que se caracterizan por tener un aspecto facial definido, en donde en la gran mayoría de los casos podemos identificar los siguientes rasgos: 

  1. Rostro aplanado, sobre todo en el puente nasal. 
  2. Orejas pequeñas o con forma inusual. 
  3. Cabeza pequeña. 
  4. Cuello corto. 
  5. Párpados inclinados hacia arriba. 

¡El Síndrome de Down no impide cumplir sueños!  

Si bien no podemos escoger nuestra familia, en qué condiciones nacer o en donde vivir en nuestros primeros años de vida, lo que sí podemos hacer es modificar nuestro futuro y llenarlo de felicidad. Lo que debes saber es que las personas con Síndrome de Down tienen la misma fortaleza para salir adelante, conseguir todas las metas y luchar contra la corriente.  

Un niño con Síndrome de Down es similar a cualquier otro niño, tiene el mismo deseo de jugar y aprender cosas nuevas, tiene la misma intensidad en las emociones, su estado de ánimo varía de igual forma y, al igual que todos los niños, la felicidad, el optimismo y la inocencia son características que llenan de orgullo a sus padres.  

En la edad adulta conservan su niño interior, tras pasar por la etapa de la infancia y la adolescencia, muchos comportamientos y características aún se conservan, siendo la nobleza e inocencia factores comunes que debemos valorar. 

¿Cómo cuidar a un amigo, familiar o conocido si tiene Síndrome de Down?  

Acompañarte a ti y a toda tu familia en cada etapa de sus vidas es una prioridad, con tu Plan de Beneficios en Salud de Famisanar buscamos proteger su salud, por esto, junto con nuestros profesionales creamos 6 recomendaciones para que no tengas de qué preocuparte.  

  • Cuida su alimentación en cada una de sus etapas, de 0 a 2 a años dile sí a la lactancia materna. A partir de los 2 años, se deben fomentar hábitos alimenticios positivos, dietas variadas y equilibradas en las que se incluyan frutas, verduras, proteínas, entre otros.  
  • Vela por su educación, escoge bien sea en un centro educativo integrado o en uno especial, tú tomas la decisión. Ir a la escuela le permite desarrollarse psicológica y socialmente, su salud mental se verá beneficiada.   
  • Construye junto con él experiencias positivas, protege su salud mental brindándole la oportunidad de conocer nuevas personas y lugares, ayúdale a relacionarse con otros, pero asimismo dale su espacio, ve a su ritmo, no al tuyo.  
  • Dale la oportunidad de tener una vida normal, hazlo parte de la familia desde el primer día y demuéstrale cuánto lo amas; no lo juzgues y recuerda que también tiene sentimientos y merece ser amado.  
  • Consulta por una terapia física y ocupacional a temprana edad, no lo dejes todo en tus manos, un experto puede ayudar a a desarrollar sus habilidades motoras, lingüísticas, sociales y académicas, cuanto más pronto sea, mayor éxito podrá tener en su vida.  
  • Visita frecuentemente a su médico de cabecera, ayudarás a evitar problemas de alimentación, defectos cardíacos, dificultades auditivas y visuales; los bebés con Síndrome de Down tienen más probabilidades de tener mayores complicaciones de salud.  
     

Si bien el Síndrome de Down es una condición para toda la vida, padres, amigos y compañeros pueden contribuir a que la vida de un niño o un adulto con esta afección esté llena de salud y bienestar. Tú decides qué camino quieres tomar, con un poco de empatía, amor y sabiduría tomarás las mejores decisiones para proteger a tu hijo y a quien lo necesite.  

¡Todos somos iguales y merecemos el mismo trato! 

 

¿Sabes de qué se trata el síndrome de Anát?