¡Gánale a la desnutrición, el tiempo corre!

Tiempo de lectura: 2 minutos

La desnutrición es un problema en salud que afecta a personas de todas las edades y en diferentes etapas de vida. Su gravedad, varía y depende especialmente de la deficiencia de nutrientes y vitaminas que el organismo presenta, así como de la cantidad de tiempo a la que está expuesto a hábitos negativos de alimentación. 

alimentación-y-desnutricion

 

Para ser más concretos, esta enfermedad hace referencia a que el cuerpo no recibe las calorías suficientes para tener un buen estado de salud. ¿Y qué pasa? Cuando no consumes el número adecuado de calorías, tu cuerpo comienza a utilizar su propia grasa para generar energía y ayudarte a mantener la temperatura.  

También te puede interesar: ¡Servicios médicos del Plan de Beneficios de Salud!

Una vez tu cuerpo agota todas sus reservas de grasa, los grandes afectados pasan a ser tus músculos, tejidos y órganos que se ven totalmente vulnerados y expuestos a daños graves, enfermedades y problemas que, no controlados correcta y oportunamente, puede llevar a la muerte. 

La desnutrición puede tener diferentes causas, la falta de acceso a alimentos, los bajos recursos económicos y la falta de información juegan muchas veces un papel decisivo en la salud. Datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), arrojan que son aproximadamente más de 800 millones de personas en el mundo que sufren de desnutrición crónica, es decir, cerca de 1 de cada 9. 

¡Otros factores de riesgo que te interesan conocer! 

  • Tener trastornos alimentarios. 
  • Sufrir enfermedades psiquiátricas.  
  • Dificultades para digerir alimentos o absorber los nutrientes. 
  • Padecer alguna enfermedad grave que disminuya el apetito o porque el organismo requiere más alimentos nutritivos. 
  • Bebés, niños y adolescentes debido del crecimiento, necesitan más calorías y nutrientes. 
  • Personas de la tercera edad que no superan el consumo de más de 1000 calorías al día. 

Malnutrición y Desnutrición ¿Son lo mismo? 

Seguramente estos dos términos te resulten muy familiares y es muy probable que puedas llegar a confundirlos, sin embargo, por si no lo sabías, son diferentes. Nuestro propósito es informarte correctamente ¡vamos a aclararlo! 

La malnutrición, de manera general y simple, es definida por la OMS como los malos hábitos alimenticios que adopta una persona en cuanto a la calidad y cantidad de los alimentos. Estos, generan desequilibrios, que, a diferencia de la desnutrición, no se refieren únicamente a la carencia y escasez de alimentación, sino que también, por el contrario, puede ser el exceso de la misma conllevando a casos de sobrepeso y obesidad. 

En muchas ocasiones, adquirir productos altos en grasas, azúcar y sal, son más económicos, además de generar mayor satisfacción en ciertos grupos de personas. Sin embargo, como todo en la vida, los extremos son malos y la falta de alimentos saludables conllevan a la aparición de enfermedades junto con la afectación directa en el estado de salud. ¡Hoy, te invitamos a comer responsablemente! 

Haz de tus comidas un mar de opciones saludables, procura incluir todos los días, frutas, verduras, lácteos, proteínas, legumbres y vitaminas para que tu organismo y el de los que más quieres pueda absorber los nutrientes necesarios para no solo lucir sino sentirse en las mejores condiciones  

¡Desnutrición infantil, trabajemos por los pequeños! 

Ver a tus hijos crecer sanos y fuertes es una prioridad; la desnutrición infantil es una triste realidad que afecta la salud de niños y niñas y puede poner en riesgo su vida. Es fundamental que desde temprana edad les enseñes hábitos de vida saludable; una alimentación desbalanceada, puede ocasionar desnutrición infantil. 

¿Qué consecuencias pueden experimentar mis hijos? La desnutrición genera retraso en su crecimiento y desarrollo físico y mental, produce pérdida involuntaria de peso corporal, lo cual aumenta el riesgo inminente de muerte e incrementa alteraciones en el sistema inmunológico.  

¿Cómo prevenirla?  

  • Dile sí a la lactancia materna exclusiva hasta los seis meses de edad.  
  • Mantén una higiene impecable de los alimentos: lávalos, cocínalos y consérvalos.  
  • Incluye en la dieta de tus hijos alimentos de cada grupo de acuerdo con su edad; proteínas, legumbres, verduras, frutas, entre otros. Utiliza siempre agua potable para prepararlos. 
  • Presta atención a signos de alarma como: falta de crecimiento, atrofia muscular, somnolencia, irritabilidad y úlceras. 
  • Acude a nuestra Ruta de Promoción y Mantenimiento de la Salud Infantil, nuestros profesionales incrementarán el bienestar de tus pequeños. 

¡Bajo supervisión tu salud y la de tu familia en buenas manos! 

Tus capacidades son enormes, lo sabemos, y tu deseo de llevar una vida saludable y feliz también. Por esto, antes de seguir cualquier recomendación alimentaria, visita a tu nutricionista, quien te guiará y permitirá transformar positivamente tus hábitos en busca de beneficios. 

Te ayudará a identificar los alimentos que debes incluir en tu dieta y los que debes evitar, te enseñará a construir una nueva forma de vida. Comenzarás a entender los componentes de los alimentos y evitarás caer en tentaciones. Te dará recetas saludables y deliciosas para cada comida del día. 

¡Nuestros consejos, tus decisiones! Con tu Plan de Beneficios en Salud te orientamos a tomar el mejor camino para construir hábitos de vida saludable, no dejes tu bienestar en manos de la improvisación, recuerda que nuestros profesionales en salud están listos para ti. Aliméntate inteligentemente y dile no a la desnutrición. 

¡Estamos de tu lado! 

 

 

¡Discapacidad múltiple y nutrición! Tu salud en buenas manos