Ejercicios abdominales hipopresivos ¡Conoce su función!

27/08/2021

Tiempo de lectura: 3 minutos

Sabemos que tienes miles de metas y objetivos por cumplir, llevar una vida saludable, realizar actividad física y mantener en movimiento el cuerpo, son algunos de ellos. A veces, el camino puede tornarse largo y agotador, pero solo aquellos que insisten y se esfuerzan logran cambios positivos en su cuerpo. ¿Conoces los abdominales hipopresivos? 

ejercicios-hipopresivos

 

Sí, verse y lucir un buen cuerpo resulta placentero, pero también debemos detenernos y cuestionarnos ¿Cómo me siento conmigo mismo? Bueno, te adelantamos, los ejercicios de abdominales hipopresivos son una práctica que cada vez toma más relevancia y que, además de brindar beneficios estéticos, también son mentales y físicos.  

También te puede interesar: ¡Descuentos por pronto pago en el Plan Complementario!

¿Qué son los abdominales hipopresivos? Una serie de ejercicios que consisten en la realización de posturas y movimientos que se combinan con diversas técnicas hipopresivas, es decir, se encargan de generar una disminución de la presión en la cavidad abdominal mediante la contracción del diafragma en espiración (apnea respiratoria). 

Este tipo de ejercicios son indicados para todo tipo de personas y, aunque se ajuste y extienda en mayor medida hacia las mujeres, especialmente en la etapa del postparto, estas técnicas ofrecen diversos beneficios que aplican de igual forma para los hombres. Eso sí, es importante siempre consultar con un médico antes de practicarlos, por ejemplo, deben abstenerse mujeres en estado de embarazo y personas con hipertensión arterial. 

¿Qué tipo de beneficios puedo recibir a través de las técnicas hipopresivas? 

  • Mejora la postura y los problemas de espalda. 
  • Aumenta el rendimiento deportivo y la capacidad pulmonar. 
  • Reduce el perímetro abdominal a nivel estético. 
  • Recupera y tonifica especialmente la faja abdominal y el suelo pélvico tras el parto. 
  • Ayuda a resolver problemas de incontinencia urinaria. 

¡Respiración, una táctica fundamental en los abdominales hipopresivos! 

Como lo señala DirBlog, como en toda práctica o rutina deportiva existen principios básicos y necesarios para ejecutarlos de forma correcta. Cuando hablamos de ejercicios hipopresivos, la respiración es el eje principal que permite la activación de los músculos que estabilizan la parte abdominal y lumbar del cuerpo. Inhalar y exhalar de forma profunda y relajada 3 veces resulta clave antes de cada ejercicio.  

¿Cómo debe hacerse un ejercicio hipopresivo? La inhalación debe tener una duración de 2 segundos mientras que la exhalación 4 segundos. Durante la última exhalación, se debe expulsar todo el aire de los pulmones, y manteniendo la apnea, se abren las costillas como si quisieras tomar aire, lo que genera que el abdomen se hunda. Trata de mantener esta posición 10 segundos y repetirlo 3 veces. 

Explora y practica ¡5 ejercicios de abdominales hipopresivos! 

Como lo mencionamos anteriormente, la respiración es la base y estructura de los ejercicios de abdominales hipopresivos, eso sí, existen diferentes posiciones que vuelven más dinámico el proceso. A continuación, encontrarás una pequeña guía de cómo realizar 5 diferentes ejercicios: 

  1. Posición de rodillas en el suelo: Acomódate con las rodillas en el suelo y sentado sobre tus talones, coloca tus manos en los muslos e intenta curvar la espalda ligeramente adelante. 
  2. Posición contra la pared: Sitúate de pie frente a una pared, coloca una pierna más adelantada que la otra y apoya las dos manos en la pared mirándose entre sí para abrir escápulas. Ejerce presión con las manos contra la pared. 
  3. Posición en decúbito supino: Túmbate en el suelo boca arriba, mantén las rodillas flexionadas y los tobillos en flexión dorsal. Sitúa tus brazos ligeramente separados del cuerpo con las palmas de la mano tocando el suelo e intenta hundir la barbilla. 
  4. Postura de Venus: Ponte de pie e intenta mantener tu columna lo más estirada posible, relaja tus brazos y sepáralos levemente de tus piernas mientras que las palmas de tus manos deben estar mirando adelante. 
  5. Posición con flexión de tronco: Mantén tus rodillas semiflexionadas, coloca tus manos por encima de ellas manteniendo una flexión de tronco e intenta curvar tu espalda ligeramente hacia delante. 

Si te quedan dudas, no te preocupes, lo cierto es que realizar este tipo de ejercicios no es tan sencillo como parece, y aprender nuevas cosas trae tiempo. Conseguir los resultados esperados y aprovechar correctamente los beneficios que estas técnicas ofrecen para el cuerpo solo es posible cuando se hace de forma responsable y dedicada. 

Con tu Plan de Beneficios en Salud, orientarte hacia el camino del bienestar es una prioridad, por eso, nuestra mayor recomendación es que busques un profesional en salud que te garantice la práctica segura de estos ejercicios, tu cuerpo lo agradecerá. 

¡Te acompañamos cuando más nos necesitas! 

 

¡Ejercita y beneficia tu espalda en el lugar de trabajo!