¡Parásito mortal! Cuidado con la enfermedad de Chagas

17/05/2022

Tiempo de lectura: 3 minutos

Popularmente conocida como enfermedad de Chagas, es una infección producida por el parásito Trypanosoma cruzi, el cual es transmitido a través del contacto con la materia fecal de “pitos” infectados (insecto vector) y ataca principalmente al corazón, el aparato digestivo, colon y/o esófago.   

verduras-frutas

 

¡Una enfermedad silenciosa pero mortal!

Según la Organización Mundial de la Salud, la enfermedad de Chagas causa cada año cerca de 12.000 muertes en todo el mundo y, aproximadamente, más de 8.000 recién nacidos se ven infectados durante la etapa de gestación. Adicionalmente, se dice que, actualmente, son cerca de 6 o 7 millones de personas las que están infectadas globalmente. 

Te recomendamos leer: ¿Buscas adelgazar? ¡Conoce la dieta hipocalórica!

Aunque parece un panorama frío y poco colorido, la esperanza debe mantenerse en lo más alto, pues afortunadamente, es una enfermedad que tiene cura y, de hecho, si es diagnosticada y tratada rápidamente, se cree que es casi 100% sanable en sus etapas iniciales por medio de los medicamentos sugeridos por el personal médico, afirma la Organización Panamericana de la Salud (OPS). 

¡3 formas de transmisión! 

  1. Vectorial: Usualmente cuando estos insectos pican a una persona para absorber su sangre, tienden a defecar alrededor de la herida, generando síntomas de rasquiña, lo que facilita el ingreso del parásito al organismo.  
  2. Oral: Se refiere a la transmisión a través del consumo de alimentos que se encuentran contaminados previamente con el parásito. Bien sea porque: 
    - Están impregnados con la materia fecal del pito. 
    - El insecto cae accidentalmente sobre los alimentos. 
    - Los utensilios que se usan están contaminados con las heces fecales del pito. 
    - Al ingerir sangre de animales silvestres que sirven de reservorios. 
    - Por el consumo de alimentos contaminados con líquidos generados por las también conocidas como chuchas o faras. 
  3. Congénita: Aquellos casos en los que una mujer en estado de embarazo es infectada y, en ocasiones, transmite la enfermedad a su hijo. Sin embargo, los medicamentos y el tratamiento en esta etapa son altamente efectivos.  

Signos de alerta … ¿Cómo se diagnostica?  

La enfermedad de Chagas se detecta a través de pruebas de laboratorio que deben ser solicitadas por el médico, teniendo en cuenta los síntomas del paciente y los antecedentes, el diagnóstico oportuno de esta enfermedad es clave, ya que en un hilo delgado camina la vida y la muerte. Por si no lo sabías, la enfermedad de Chagas cuenta con 2 fases. 

En primera medida, nos referimos a una fase aguda la cual se prolonga hasta dos meses, e inicia tiempo después de que la persona se infecta. Y, la segunda, una fase crónica, que sigue a la aguda y puede tener un tiempo prolongado en el que la persona infectada no tiene ningún síntoma, sólo los tendrá si desarrolla la enfermedad.  

¡Síntomas comunes que NO deben subestimarse! 

  • Ojo inflamado en ambos parpados también conocido como “signo de Romaña”. 
  • Inflamación de la cara (edema facial). 
  • Lesión endurecida en el sitio donde se produjo la picadura del insecto. 
  • Problemas cardíacos como inflamación del corazón.   Dificultad para respirar y palpitaciones o cosquilleo en el pecho. 
  • Fiebre prolongada por más de siete días. 
  • Dolor de cabeza y malestar general corporal (en músculos, área abdominal y pecho). 
  • Mareo, desmayo, náuseas, diarrea o vómito. 
  • Ganglios linfáticos grandes e inflamados. 
  • Agotamiento o cansancio físico y mental. 
  • Agrandamiento del esófago (megaesófago) y /o en el colon (megacolon). 
  • Dificultad para tragar los alimentos, así como para evacuar (estreñimiento crónico). 

En caso de presentar los anteriores síntomas, es importante acudir a los centros médicos más cercanos de forma oportuna para descartar o confirmar la enfermedad de Chagas. 

¡Autocuidado, la técnica esencial para prevenirla! 

Gozar de bienestar es una tarea que conlleva responsabilidad y voluntad, por esto, traemos para ti y tu familia, algunas recomendaciones para evitar la infección por Chagas. ¿Qué esperas? Ponlas a prueba y mantén tu salud en lo más alto: 

  1. Mantén tu casa limpia y ordenada; repelle pisos y paredes, y busca alternativas diferentes al techo de palma.  
  2. Evita convivir con animales domésticos y/o silvestres dentro o cerca de la casa, estos atraen el pito. Aleja de la casa los corrales o nidos de gallinas.  
  3. No arrumes leña o materiales inservibles contra las paredes de la vivienda, estos pueden servir de refugio al vector. 
  4. Cuando prendas la luz en la noche, procura mantener las ventanas y puertas cerradas para evitar que los pitos ingresen. Estos son atraídos por la luz. Procura dormir con toldillo. 
  5. Lava bien frutas y verduras antes de consumirlas y procura hervir bien el agua que vas a beber. 
  6. Lava tus utensilios de cocina antes de usarlos y una vez termines de usarlos, tapa las ollas y demás elementos de cocina.  
  7. No consumas carne poco cocida de animales que pueden ser reservorios del parásito.  

Llegamos al final del recorrido, pero aquí no terminan los cuidados, hoy, mañana y cada día, es una nueva oportunidad para transformar tus hábitos y apostarle a un futuro próspero junto con las personas que más quieres. En Famisanar... 

¡Somos tu aliado incondicional en salud! 

 

 

¿Problemas para conciliar el sueño? ¡Unidos lo detenemos!