¡Limpio y a salvo en tu lugar de trabajo!

20/10/2020

Tiempo de lectura: 2 minutos

Cada día que pasa es un avance más para retomar tus rutinas y tener una realidad similar a la que estabas acostumbrado. Muchas personas han empezado a volver a sus puestos de trabajo, a la oficina, a ese lugar especial donde la magia aparece y pasas la mayor parte de la semana. 

limpieza

 

No hay que olvidar algo, si hasta ahora estamos volviendo a nuestro lugar de trabajo es porque el contagio del COVID-19 es una realidad que aún no desaparece, por esto, es importante que, si tú estás planeando o, incluso, ya estás asistiendo a la oficina, tengas medidas de prevención por medio una buena limpieza. 

También te puede interesar: ¡Famimás tiene ventajas en la hospitalización para beneficiarios!

Y antes de encargarte de ti mismo, mira a tu alrededor, a las personas que te acompañan en un espacio o área determinada, pues mantener la distancia también es un pilar clave para mantenerte sano. Por esto, evita las reuniones o eventos sociales dentro de tu lugar de trabajo, la acumulación de personas puede ponerte en riesgo, opta por las videoconferencias. 

¡Vamos al grano! 

Ahora sí, hablemos específicamente de ti, y de los métodos que puedes adoptar en tu lugar de trabajo, teniendo en cuenta que lo principal debe ser el cuidado, la limpieza y el orden que le brindes a tu espacio personal. 

Presta atención y sigue nuestras recomendaciones: 

  • Determina qué debe limpiarse en tu lugar de trabajo, es importante que identifiques los objetos o superficies que deben ser desinfectados con agua y jabón y otros que requieran de una limpieza adicional con alcohol o gel desinfectante. 
  • Mantén una higiene personal impecable, la prevención del COVID-19 depende prácticamente de ti, no descuides las normas básicas como el lavado frecuente de manos con agua y jabón, el uso de tapabocas o el distanciamiento físico. 
  • Desinfecta las superficies y objetos que más toques o entren en contacto contigo y los demás miembros de tu lugar de trabajo, entre algunos de los más rutinarios están: teclados, teléfonos, escritorios, interruptores de luz, manijas de puertas, mesas, inodoros, grifos y lavamanos, pantallas táctiles, cajeros automáticos. 
  • Alienta buenos hábitos respiratorios en tu oficina, en lo que se refiere a cubrirse la boca cuando alguien deba toser o estornudar y hacerlo en el codo aun cuando se utilice tapabocas. 
  • Asegúrate de contar con una caneca, allí, deposita una bolsa de basura de plástico y desecha todo pañuelo, tapabocas, mascarilla u otro elemento de tu protección, amarra la bolsa cuando esté llena, colócala en una segunda bolsa y llévala a la caneca correspondiente. 

Como lo expone el portal Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, trabajar en tu oficina y estar lleno de bienestar sí es posible, solo debes recordar estas medidas de prevención y seguramente el virus no será un problema para ti. No olvides acudir al médico lo más pronto posible en caso de presentar síntomas relacionados con el COVID-19 y repórtate. 

¡En la oficina te cuidamos!  

 

¿Cómo controlas tus horas de trabajo en casa?