¡Qué el Parkinson no afecte tu calidad de vida!

 28/03/2022

Tiempo de lectura: 2 minutos

Reflexión y empatía, en Famisanar nos unimos por una misma causa, mejorar la calidad de vida de aquellos que padecen enfermedades en cualquier etapa de su vida. Hoy, hablaremos del Parkinson, una afección ataca directamente al sistema nervioso.

Parkinson_JPG

 

Un día al año no es suficiente para recordar la magnitud y el impacto negativo que puede tener un problema en salud y, a pesar de que cada 11 de abril se conmemore el Día Mundial  de la Enfermedad de Parkinson, creemos que es trabajo de todos los días educar, guiar y reconocer a tiempo signos y síntomas que ayuden a tener un diagnóstico temprano y un tratamiento oportuno. 

Te recomendamos leer: Problemas de tiroides ¡Estabilidad y salud!

¡Profundizando en la enfermedad del Parkinson! 

El Parkinson (EP), es un tipo de trastorno del movimiento, una enfermedad progresiva del sistema nervioso que se caracteriza por la rigidez o la dificultad para mover el cuerpo y en la que en la mayoría de los casos se presentan temblores. Los síntomas comienzan gradualmente y es difícilmente detectada en sus inicios.  

Esta, se produce cuando las células nerviosas (neuronas) no producen la cantidad adecuada de dopamina, sustancia química del cerebro.  En algunos casos, se trata de una enfermedad genética y hereditaria. Sin embargo, la mayoría de las veces proviene de manera inesperada.   

Desde jóvenes hasta adultos mayores 

¿A qué edad puede empezar el Parkinson? En la mayoría de los casos, esta enfermedad se presenta en la adultez y la edad promedio es desde los 60 años. No obstante, debes tener presente que también hay personas jóvenes con esta condición.  

Aunque no se conoce una única causa o específica, se debe tener en cuenta que el Parkinson es una enfermedad que aparece como producto de diversos factores e influencias, bien sea desde el genético, tóxico o ambiental, en donde la salud física y mental se ve afectada con problemas motores y otros no motores como la alteración del sueño, problemas digestivos y cambios emocionales. 

Como tu salud es lo más importante, te ayudamos a estar alerta ante los síntomas más comunes, para esto, creamos una pequeña lista con 10 signos que no debes olvidar: 

  1. Temblores en manos, brazos, piernas, mandíbula y cara.  
  2. Dificultad al moverse o movimiento lento: las tareas simples se vuelven difíciles.
  3. Rigidez muscular en brazos, piernas y tronco.  
  4. Problemas de equilibrio y coordinación. 
  5. Alteración de la postura, el equilibrio y la marcha.
  6. Encorvamiento de la espalda.  
  7. Episodios de depresión. 
  8. Estreñimiento. 
  9. Cansancio crónico. 
  10. Deterioro cognitivo. 

¿La enfermedad del Parkinson tiene cura? Bueno, vivir con Parkinson es un proceso de aprendizaje y aceptación en el que la actitud positiva juega un papel importante. ¡No tiene cura! Pero ojo, existen métodos y cambios de estilo de vida que pueden ayudarte a controlar los síntomas.   

¡Los hábitos saludables previenen y controlan los síntomas!  

Ahora que estás alerta y sabes cómo empezar a detectar la enfermedad del Parkinson, preparamos para ti una serie de recomendaciones:  

  • Como lo expone MedlinePlus, acude a tu médico  y comienza un tratamiento lo más pronto, el uso de medicamentos puede reducir significativamente los síntomas, ya que aumentan o reemplaza la ausencia de dopamina en el cerebro.  
  • Realiza actividad física, para esto construye tu rutina con tu médico, de esta manera, retardarás los síntomas y efectos negativos de la enfermedad.    
  • Aliméntate saludablemente y adopta una dieta balanceada estarás evitando enfermedades como la diabetes, la obesidad o la hipertensión, que son factores de riesgo del EP.  
  • Prevén el riesgo de caídas y de infecciones respiratorias, pueden acelerar la evolución de la enfermedad.  
  • Disminuye, limita y evita el consumo de tabaco, alcohol y cafeína, además de prevenir algunos tipos de cáncer, te sentirás más vivo y tu estado de ánimo mejorará.  
  • Habla con tu médico para desarrollar un plan de cuidado y atención. Asiste a controles y evalúa periódicamente el proceso.  

Acompañarte en cada momento de tu vida nos motiva a seguir creciendo, vivir lleno de bienestar no es una opción, es una decisión. Con tu Plan de Beneficios en Salud, te mantenemos informado para que le digas sí a un futuro saludable.   

¡Vamos un paso adelante del Parkinson!

 

 

¡Prácticas para mejorar la memoria!