Tu vida vale más ¡No al consumo de sustancias psicoactivas!

Última actualización: 01/12/2021

Tiempo de lectura: 4 minutos

El consumo de drogas es una dura realidad que afecta tanto la salud de la persona que decide hacerlo como de todos aquellos que se ven rodeados; amigos, familiares e incluso comunidades. Independientemente de tu lugar de origen, sexo y condición, debes saber que las sustancias psicoactivas son perjudiciales y pueden arruinar tu futuro. 

sustancias-psicoactivas-1

¿Qué son las sustancias psicoactivas? Así como lo expresa la Organización Mundial de la Salud, se refieren a toda sustancia, compuesto natural o sintético que, introducido en el organismo, produce alteraciones en el funcionamiento del sistema nervioso central, ya que tienen la capacidad de modificar la conciencia, el estado de ánimo y/o los procesos de pensamiento del consumidor. 

También te puede interesar: ¡Directorio de IPS vacunadoras del COVID-19!

Adicionalmente, es importante aclarar que el consumo de sustancias psicoactivas genera adicciones que pueden afectar a hombres y mujeres de cualquier edad, nivel de educación o clase social, estas dependencias, pueden ser a nivel físico y/o mental.  

¿Cómo detectar o percibir si mi hijo o alguien cercano las consume? 

Si bien no todas las personas se comportan del mismo modo, existen algunos patrones que nos permiten identificar si un menor de edad está involucrado en el consumo de drogas, de igual forma, algunas señales aplican para todas las edades: 

  1. Tendencia a la soledad y decir mentiras. 
  2. Cambios constantes de conducta. 
  3. Dificultad para asumir responsabilidades. 
  4. Disminución del rendimiento escolar y/o laboral. 
  5. Cambio repentino de amistades. 
  6. Falta de interés en actividades que antes resultaban placenteras. 
  7. Dificultades para conciliar el sueño o, por el contrario, dormir mucho. 
  8. Necesidad recurrente de contar con dinero o poseer grandes cantidades. 
  9. Disminución en el apetito. 
  10. Objetos perdidos, pequeños hurtos en casa. 

Sustancias Famisanar

 
¿Qué futuro quieres para ti y tu familia? 

Aunque no hay una sola razón para comenzar el consumo, en la mayoría de los casos, esto comienza como una reacción a un momento de crisis que altera el estado de ánimo y en la mayoría de los casos se debe a un trastorno de ansiedad, depresión, períodos fuertes de estrés, entre otros. 

El consumo de sustancias psicoactivas no es un juego ni debe tomarse a la ligera, puede significar un riesgo real y grave para el bienestar de una persona. El impacto es real y preocupante, de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas, en 2017, se identificó un aproximado de 585.000 muertes en el mundo que tuvieron relación directa con el consumo de sustancias psicoactivas. Y no solo eso, puede afectar de otras formas como, por ejemplo: 

  • Problemas de pareja, familiares, laborales y sociales, producto de peleas, agresiones y abusos a nivel físico y mental. 
  • Cambios en el comportamiento y alteraciones del humor, a corto, mediano y largo plazo la persona puede experimentar variaciones en su estado emocional. 
  • Sentimientos de ansiedad por el apego y la falta de autocontrol para no consumir, además de insomnio, alteraciones del sueño, ansiedad nocturna y pesadillas recurrentes. 
  • Problemas cardiovasculares, por si no lo sabías, las sustancias psicoactivas alteran el funcionamiento normal de tu corazón, ya que genera variación en la presión arterial y puede conllevar a uno o varios ataques cardíacos o infecciones en los vasos sanguíneos. 
  • ¡Ojo si estás en embarazo! El abuso de estas sustancias deteriora no solo la salud de la madre sino la del niño también. Puede generar defectos de nacimiento, problemas de aprendizaje, bebés prematuros, entre otras consecuencias. 
  • Deterioro cerebral, debido a los cambios neuroquímicos y funcionales permanentes a los que se ve expuesto el cerebro, puede producir pérdida neuronal y neurodegenerativos. 

¡La barrera está en tu mente, rómpela! 

Nada debe ser más fuerte que tus ganas de mejorar y crecer, sé invencible y confía en tus capacidades, no olvides que dejar una adicción no es un proceso fácil, seguramente llevará mucho esfuerzo, responsabilidad y constancia, pero tu vida tendrá un giro positivo que nunca podrás llegar a imaginar.  

Nuestra responsabilidad con tu salud y la de tu familia es un compromiso de todos los días, tenemos 5 consejos para luchar contra el consumo de sustancias psicoactivas si eres un consumidor o deseas ayudar a alguien involucrado: 

  1. Integra a la familia en un ambiente sano en donde fomentes la comunicación, el respeto y la confianza. 
  2. Establece y fortalece lazos afectivos y de convivencia con amigos, compañeros o familiares. 
  3. Busca ayuda profesional y comienza un tratamiento. No sientas pena ni tengas miedo. 
  4. Crea hábitos positivos y saludables; lee, realiza actividad física o practica un deporte. 
  5. Identifica el origen del consumo o la adicción y córtalo de raíz. 
  6. Modifica tu actitud y comportamiento positivamente con relación al consumo de drogas, Cambia tu chip, levántate y anímate a mejorar tu calidad de vida. 
  7. Rodéate de personas que te aporten positivamente y procura relacionarte en espacios libres de humo, consumo de sustancias psicoactivas y bebidas alcohólicas. 
  8. Apóyate en tus seres cercanos, nunca pienses que estás solo, ¡Habla con ellos! Amigos, familiares y conocidos pueden hacerte sentir mejor en los momentos más difíciles. 

¿Qué tipo de tratamiento podría necesitar?  Varían de acuerdo a cada necesidad y del tipo de sustancia que se consuma, pueden darse en distintos entornos, tardar distintos períodos de tiempo e incluso presentarse recaídas ocasionales, que es totalmente normal dentro del ciclo de tratamiento a corto plazo; contar con un experto en salud marca la diferencia. 

¡No estás solo! Recuerda que en el camino siempre encontrarás una luz que te de brinde ánimo, esperanza y motivación. Conocemos tus capacidades y estamos seguros de que saldrás adelante. 

¡Verte bien nos hace bien! 

 

¿Qué hago si mi hijo consume drogas?