¡Toma aire y exhala vida sin EPOC !

11/11/2022

Tiempo de lectura: 3 minutos

El aire que respiras llega al interior de tu cuerpo y el órgano que lo recibe son tus pulmones. El tabaquismo y la exposición constante a gases y/o polvos tóxicos afectan el bienestar y funcionamiento de ellos, adquiriendo diferentes enfermedades, entre ellas el EPOC.      

epoc

 

La Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica o más conocida como EPOC, es una afección directa a los pulmones, la cual obstruye el flujo de aire hacia ellos. Normalmente se da en personas que están en constante exposición a gases tóxicos o humo de cigarrillo. Las personas con EPOC suelen ser más propensas a desarrollar otras enfermedades como afecciones cardiacas y cáncer de pulmón entre otras. 

Te recomendamos leer: ¡Tips de prevención contra la pérdida auditiva o sordera!

¿Sabes cuáles son sus síntomas? 

Su sintomatología no suele aparecer si no hasta que haya un daño significativo en los pulmones. Según Mayo Clinic estos suelen empeorar con el tiempo. 

Sus signos y síntomas pueden incluir: 

  • Sibilancia. 
  • Tos crónica que puede incluir mucosidad. 
  • Opresión en el pecho. 
  • Falta de aire. 
  • Pérdida de peso sin razón aparente. 
  • Hinchazón en pies, tobillos y/o piernas. 

Consulta con un médico de inmediato si los tratamientos no funcionan, los síntomas empeoran, hay coloración azul en labios o uñas, en caso de falta de concentración o sensación de latidos rápidos. 

¡El aire que respiras es el reflejo de tu salud! 

La causa principal de sufrir de EPOC se reduce en la inhalación constante de humo o aire toxico. El tabaquismo viene siendo la más importante, consecutivo viene la inhalación de combustible para cocinar y calentadores en hogares mal ventilados. Hay otros factores de riesgo que incluyen personas con asma y genética. 

¡El camino de la prevención, está claro! 

Gracias a que hay una causa clara, hay también un camino específico para su prevención. Si eres fumador, es sencillo decir “deja de fumar” pero no es tan fácil hacerlo. La clave está en la constancia, en la fuerza interior y tomarse día tras día como meta. 

Si trabajas y estas expuestos a gases o polvos tóxicos habla con tu supervisor para poder utilizar los equipos de protección respiratoria que sean necesarios. 

Estas son algunas de las medidas de prevención que te podemos sugerir: 

  • Dejar de fumar, construye a reducir el riesgo de tener enfermedades cardiacas y problemas pulmonares. 
  • Contar con tu esquema de vacunación al día previene que contraigas infecciones. 
  • Si te sientes emocionalmente vulnerable consigue ayuda con profesionales por que el estado de ánimo también se ve reflejado en tu salud. 

¡Con Famisanar respira bienestar! 

 

¡No estamos exentos de un Daño Cerebral Adquirido!