¿Acné? Potencia el cuidado de la piel durante la adolescencia

06/02/2021

Tiempo de lectura: 2 minutos

Si estás en plena adolescencia estás experimentado múltiples cambios físicos y mentales, no tienes de qué preocuparte pues son normales y hacen parte de esta maravillosa etapa que estás viviendo. Porque tu bienestar es nuestra mayor prioridad y nos encanta verte saludable y radiante en cada paso de la vida, en esta oportunidad, te contamos qué es el acné y cómo puedes potenciar los cuidados de tu piel para evitar este y otros trastornos. 

cambios-acne

 

 

Igualmente, recuerda que, con nuestros Planes de Atención Complementaria (PAC) cuentas con una atención diferencial, exclusiva y de calidad, así como con acceso directo a un gran número de especialistas en dermatología capacitados y dispuestos a atender cualquier necesidad en salud. ¡Estamos comprometidos con el cuidado de tu piel! 

¡Consulta aquí nuestro Directorio Médico!

¿Qué es el acné? 

Es un trastorno de la piel que provoca que tus poros se tapen con grasa y células cutáneas muertas lo cual genera granos, espinillas y puntos negros que, generalmente, aparecen en la cara, la espalda, el pecho o los hombros.  

Aunque no es una afección exclusiva de la adolescencia y puede aparecer en cualquier momento de la vida, sí es común durante esta edad debido a los cambios hormonales que estimulan, en mayor medida, las glándulas sebáceas.  

¿Parece una molestia de nunca acabar? 

Puede que hayas llegado al punto de ver desaparecer el acné cuando de pronto empiezan a aparecer erupciones nuevas como en un círculo interminable. Nuestros expertos PAC tienen consejos efectivos para combatir este trastorno:  

  1. En primer lugar, mantén tu piel limpia. Lávate la cara siempre en la mañana y antes de acostarte con un limpiador facial para eliminar el exceso de grasa y la suciedad que obstruye tus poros.  
  2. Aplícate protector solar todos los días para evitar el daño que generan los rayos ultravioleta. Incluso en un día nublado el sol puede generarte envejecimiento, cicatrices y hasta cáncer de piel. 
  3. No te pellizques los granitos. Es importante que no intentes tocarte o reventarte las erupciones, ya que puedes provocarte cicatrices permanentes.  
  4. Hidrata la piel y, si te maquillas, encuentra los productos que mejor se adapten a tu tipo de piel. Igualmente, recuerda mantener una rutina de limpieza para evitar brotes e imperfecciones como el acné.  

Aunque en el autocuidado empieza todo, ten presente que si el acné es persistente y te está causando angustia emocional y marcas físicas es importante que accedas a nuestro directorio PAC y solicites tu consulta por dermatología para que obtengas un diagnóstico y tratamiento oportuno para este trastorno de la piel. 

 ¡Tu salud nos motiva, tú nos mueves!