¡Aliméntate saludable!

10/04/2020

Tiempo de lectura:

2 minutos

Seguramente te has preguntado: ¿Cómo hago para alimentarme de forma saludable?, y, probablemente, al final del aislamiento no quieres tener unos kilos de más...  ¡Tranquilo! Nosotros te contamos que no es tan difícil cuidarte como lo imaginas. 

¡Ingresa aqui!
alimentacion-saludable

 

Una alimentación saludable solo es posible con hábitos adecuados, es por esto que desde tu actitud y compromiso para mantenerte en forma lo puedes lograr. Recuerda, ¡una gran mentalidad te da grandes resultados! 

¡Conoce nuestro Modelo de Atención en Salud!

Aprovecha para prestarle una mayor atención a la manera en que te alimentas y cuidas tu cuerpo, teniendo en cuenta, por ejemplo, los beneficios del agua expuestos por la Clínica San José de Chile. Tu salud y la de tu familia es muy importante para nosotros, por esto, puedes incluir las siguientes recomendaciones para mejorar tus hábitos alimenticios durante el aislamiento: 

  • Organiza tu alimentación de manera que tu cuerpo reciba los nutrientes necesarios. No se trata de comer muchas cosas, sino de saber elegir adecuadamente lo que más te conviene. Incluye frutas en tu día a día para obtener vitaminas que aporten al desarrollo de tu organismo como la Vitamina C. Si te gusta el ácido, las frutas cítricas son una gran opción como el kiwi, la naranja, el limón, las fresas u otras.  
     
  • Varía tu alimentación, no te acostumbres a un solo sabor, es el momento perfecto para buscar recetas nuevas. No olvides que, para mantener las fuerzas y el mantenimiento de tu organismo, es importante que comas proteínas y las acompañes con verduras y hortalizas; prueba en el almuerzo con carne, pollo o pescado e incluye coliflor, lechuga, tomate o cebolla. 
     
  • Controla el hambre emocional, si sientes inquietud y ansiedad, es una pésima idea que comas por este impulso. Para esto, te recomendamos que tomes dos refrigerios saludables a lo largo del día entre comidas, de manera que no estés cayendo en la tentación de comer pequeñas cosas frecuentemente. Una opción para ti puede ser una barrita de granola casera con un vaso de yogur fresco, en el caso de algo ligero; si tienes más hambre; un sándwich con pan integral, lechuga, tomate, queso y jamón bajos en grasa. 
     
  • Reemplaza las bebidas azucaradas como las gaseosas por agua, que además de mantenerte hidratadole hace bien a tu cuerpo; mejora tu digestión y evitarás el estreñimiento, ayuda a mantener tu piel sana, disminuye la probabilidad de tener migraña y mejora tu sistema inmunológico. 
     
  • Evita que ese pequeño “gustico después de cada comida, las gomitas o los paquetes de papas son tu peor enemigo. Todos estos alimentos, que no son nada saludables, solo afectarán tus buenos hábitos, además aumentarán tu peso. ¡Resístete y mantén la calma! 

La calidad de los alimentos que comes te da bienestar y grandes resultados en tu cuerpoes por esto que durante la cuarentena no debes olvidar ni dejar a un lado tu salud y la de tus seres queridos. 

 

¡Alimentarte no es una competición!

¡Alimentarte bien sí vale la pena!