¿Sufres de dolor de espalda?

30/06/2021

Tiempo de lectura:

2 minutos

Los dolores lumbares, además de ser una de las razones principales de consulta médica, suelen ser prevenibles. Porque tú eres nuestra mayor prioridad, en esta oportunidad, te contamos sobre las posibles causas de esta molestia, cuáles son sus síntomas y qué puedes hacer para que no deterioren tu calidad de vida.  

dolor-en-espalda

 

Igualmente, recuerda que, con nuestros Planes de Atención Complementaria (PAC) cuentas con beneficios diferenciales y exclusivos como acceso directo a especialistas y atención médica domiciliaria, entre otros, para que potencies tu bienestar hoy y siempre. ¡Mereces llevar tu salud a otro nivel! 

Te recomendamos leer: ¡Preguntas frecuentes del Plan Complementario!

¿Cuáles son las causas? 

Aunque el foco del dolor puede tener diversas explicaciones y algunas están interrelacionadas, te contamos sobre las más comunes: 

 

  • Problemas musculares, es decir, distensión lumbar derivada de levantar objetos pesados o acciones repetitivas.  
  • Degeneración de los discos que te genera dolor en el espacio intervertebral. 
  • Hernias en la columna lumbar por desgaste o movimientos perjudiciales para tu espalda.  
  • Espondilolistesis que se genera cuando una de tus vertebra se desliza hacia adelante sobre las de abajo.  
  • Osteoartritis en la región lumbar de tu espalda derivada del envejecimiento y el desgaste del cartílago que recubre tus articulaciones. 

 

¿Qué hacer? 

De acuerdo con Spine Health, si sufres de molestia constante en tu zona lumbar baja y se irradia hacia tus glúteos o músculos, sumado a dificultad para caminar, entonces puedes estar padeciendo dolor de espalda. Te contamos cómo prevenirlo: 

 

  • En primer lugar, realiza actividad física frecuentemente de acuerdo con tu edad y condición de salud para que fortalezcas tu espalda y mejores su resistencia. Igualmente, intenta ejercicios de estiramiento y flexibilidad para fortalecer tu abdomen.  
  • Mantén un peso saludable para tu edad y estatura alimentándote balanceadamente. 
  • Dile no al tabaquismo que aumenta la probabilidad de sufrir lumbalgia. 
  • Cuando levantes peso, hazlo inteligentemente para que la fuerza la realice tus piernas y no tu espalda.  
  • Por último, cuida tu postura parándote y sentándote bien, evita encorvarte. 

 

Ante cualquier síntoma de dolor de espalda frecuente no dudes en consultar nuestro Directorio Médico y visita tu médico de confianza. ¡Estamos contigo! 

 

 

¡Al consumo de tabaco unidos le damos la espalda!