¡Qué el ictus no te cambie la vida!

26/10/2020

Tiempo de lectura: 3 minutos

Imagina tener la vida perfecta, ser feliz y tener todo lo que te propusiste, sin embargo, todo esto cambió en cuestión de días. Una enfermedad como el ictus puede cambiar totalmente el estilo de vida que llevabas. Pero… ¿Qué es realmente el ictus? 

ictus

 

De acuerdo con la doctora Inmaculada Plaza, este, se conoce por ser un trastorno de la circulación cerebral, el cual se produce debido a que la sangre no llega a tu cerebro en la cantidad necesaria, por una obstrucción de una arteria, un trombo o la rotura de un vaso sanguíneo, tus células nerviosas no reciben oxígeno y dejan de funcionar.  

Te recomendamos leer: ¿Te gustaría vivir la experiencia de ser colaborador de EPS Famisanar?

También, el ictus es conocido como infarto cerebral o embolia, hace parte de una enfermedad cerebrovascular. Generalmente, se caracteriza por producirse de manera repentina y brusca, y puede ser un producto de lo que tú mismo le brindas a tu bienestar, pues en algunos casos es el resultado de malos hábitos de vida y entornos poco saludables.  

No obstante, existen algunos factores de riesgo como la edad, debido a que a partir de los 60 años corres más peligro, el sexo, pues en los hombres resulta ser más común pero en mujeres la tasa de mortalidad es mayor y, por último, el factor hereditario, revisa tus antecedentes de ictus en la familia. 

El ictus puede presentarse de 2 formas: 

  • Ictus Isquémico: Es producto de una rotura de ramas arteriales y la hemorragia cerebral. Se produce con menor frecuencia pero, ojo,  es más peligroso, tiene mayores probabilidades de causar la muerte. 
  • Ictus Hemorrágico: Se produce por una obstrucción de vasos sanguíneos, que impiden el riego en una parte del cerebro. 

La patología del ictus se puede prevenir, con pequeños pero significantes actos podemos reducir el riesgo de sufrir un ictus en nuestro futuro. Para esto, preparamos una lista con recomendaciones que puedes empezar a seguir: 

  • Controla tu pulso regularmente, si notas que está rápido o con palpitaciones estando en reposo no dudes en asistir a tu médico de confianza. 
  • Evita los hábitos tóxicos y poco saludables, dile no al consumo de tabaco, sustancias psicoactivas y alcohol, este tipo de nocivos pueden incrementar el riesgo de sufrir un ictus. 
  • Verifica frecuentemente que tu peso, presión arterial, niveles de colesterol y azúcar en la sangre estén dentro de lo normal, consúltalo con un experto. 
  • Realiza actividad física y evita la obesidad, además de sentirte mejor contigo mismo, estás ayudando a prevenir muchos tipos de enfermedades, entre ellas, el ictus. 
  • Adquiere hábitos de alimentación saludable, es fundamental que lleves una dieta equilibrada, baja en grasas malas, azúcar y sal. Bebe agua frecuentemente. 

Los signos y síntomas del Ictus no son fácilmente reconocibles por las personas, sin embargo, para que estés informado y puedas también proteger a tus seres queridos, te decimos algunos de los más comunes: 

  • Pérdida repentina de la fuerza en el brazo o pierna de un lado del cuerpo y la cara. 
  • Dolor de cabeza repentino, fuerte y sin causa aparente. 
  • Sensación de desequilibrio e inestabilidad. 
  • Dificultad para expresarse, hablar y comprender el lenguaje. 
  • Alteración visual, pérdida súbita de la visión de uno o ambos ojos. 

Ten presente que aunque estos síntomas se hayan presentado de forma pasajera y transitoria, es fundamental que acudas a tu especialista en salud rápidamente, debido a que algunos tratamientos solo pueden llevarse a cabo en un corto periodo de tiempo tras el inicio. Con tu Plan de Beneficios en Salud te sentirás seguro y protegido en todo momento, al igual que tu familia. 

¡Tu salud es lo más importante! 

 

 

¿Estás preparado para un cambio de trabajo?