¡Queremos jóvenes saludables y felices!

06/07/2021

Tiempo de lectura: 2 minutos

La adolescencia es una etapa de múltiples cambios, ya que es el período de transición entre la niñez y la adultez, por lo que implica transformaciones no solo físicas, sino emocionales, sociales y sexuales. 

salud-del-joven

 

Porque somos conscientes sobre la importancia de construir hábitos sanos, te acompañamos con tu Plan de Beneficios en Salud (PBS) con nuestra ruta de Promoción y Mantenimiento de la Salud enfocada en los adolescentes, entre 12 y 17 años, y los jóvenes entre los 18 y 28 años. En esta ocasión, te contamos sobre temas de interés durante este rango de edad: la salud mental y el abuso de sustancias.  

Te recomendamos leer: ¡Salud empresarial, más cerca de ti!

¡La salud mental en los jóvenes sí importa!  

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la mitad de los trastornos de salud mental que se presentan en la edad adulta comienzan antes de los 14 años, sin embargo, en la mayoría de casos no son detectados ni tratados. Conoce algunos de los más comunes:  

  •  Violencia. 
  • Pobreza. 
  • Exclusión. 
  • Vida en entornos frágiles.  

Como consecuencia, los jóvenes pueden desarrollar trastornos como la depresión, la cual es una de las principales causas de enfermedad y discapacidad en personas entre los 10 y 19 años. Por ende, es esencial tratar los trastornos de forma oportuna para evitar graves consecuencias en la edad adulta, afectando no solo su salud mental, sino también física. Ten presente que, lo más importante ante una señal de depresión es ofrecer apoyo emocional y animarlo a que reciba un diagnóstico y tratamiento oportuno.  

¡Promueve los hábitos saludables! 

El abuso y consumo de sustancias es otro de los riesgos a los que están expuestos los jóvenes y adolescentes, por lo que es clave la promoción de hábitos saludables de vida para evitar las dependencias y otras prácticas nocivas. 

  • Acompañamiento familiar y tiempo de calidad. 
  • Alimentación saludable que incluya el consumo de frutas y verduras. 
  • Actividad física, frecuente, de acuerdo con la edad y preferencias.  
  • Comunicación abierta y horizontal.  

Ya lo sabes, una vida saludable comienza desde casa. Recuerda la importancia de estar alerta ante señales de alerta con la salud mental tuya, de tus hijos o de algún joven que conozcas. ¡Contigo en cada paso de la vida!  

 

¡Desde la juventud, aléjate de la comida rápida!