¡El lavado de manos puede marcar la diferencia en tu salud!

05/05/2021

Tiempo de lectura: 2 minutos

Tuviste un día agitado y lleno de carretas, tus responsabilidades no te dejaron mucho tiempo, sin embargo, tuviste que salir de casa durante algunas horas, tuviste que relacionarte con otras personas y caminar de un lado a otro. ¿Te has detenido por un momento a pensar cuántas veces lavaste tus manos en el transcurso del día? 

manos

 

Aunque el lavado de manos es un proceso sencillo y común que nos enseñan desde los primeros años de vida, a veces por diferentes razones lo descuidamos, sin embargo, olvidamos la gran importancia que esta actividad tiene para el cuidado de la salud. ¿Sabes en qué momento debes lavar tus manos? 

  • Antes de preparar o comer alimentos. 
  • Al tocarte los ojos, la nariz o la boca. 
  • Después de ir al baño. 
  • Tras haber jugado. 
  • Si tocaste una mascota o cogiste un objeto sucio. 
  • Después de toser, estornudar o sonarte la nariz. 
  • En caso de haber cambiado un pañal. 
  • O, si realizaste cualquier tipo de actividad en la que tus manos entraron en contacto. 

¡Tu primera y mejor barrera de defensa! 

Como lo indica DoctorAkí, el lavado continuo y permanente no solo te hace sentir aseado, sino que tiene grandes beneficios para la salud, recuerda que, a pesar de que no veas las bacterias, allí están, es por esta razón que, lavarte las manos elimina microorganismos y parásitos que pueden afectar tu bienestar, y no solo eso, te ayuda a prevenir muchas otras enfermedades. 

A continuación, una pequeña lista de afecciones que puedes estar evitando con tan solo lavar tus manos: 

  • COVID-19 
  • Diarrea. 
  • Parasitismo intestinal. 
  • Neumonía. 
  • Infecciones respiratorias. 
  • Enfermedades de la piel y de los ojos. 

¡Dejemos a un lado las excusas y lavemos nuestras manos! 

Nuestros profesionales en salud crearon para ti una lista con 11 pasos para que completes tu lavado de manos de una manera adecuada: 

  1. Moja tus manos con agua. 
  2. Deposita en la palma de la mano una cantidad de jabón suficiente para cubrir la superficie de las manos. 
  3. Frota tus palmas de las manos entre sí. 
  4. Frota la palma de la mano derecha contra el dorso de la mano izquierda, entrelazando los dedos y viceversa. 
  5. Frota las palmas de las manos entre sí, con los dedos entrelazados. 
  6. Frota el dorso de los dedos de una mano con la palma de la mano opuesta, agarrándote los dedos. 
  7. Frótate con un movimiento de rotación el pulgar izquierdo, atrapándolo con la palma de la mano derecha y viceversa. 
  8. Frota la punta de los dedos de la mano derecha contra la mano izquierda, haciendo un movimiento de rotación y viceversa. 
  9. Enjuágate las manos con agua. 
  10. Sécate las manos con una toalla de un solo uso. 
  11. Utiliza la toalla para cerrar el grifo. 

¡Todo está listo! Ahora que lo sabes, no debes olvidar la importancia de lavar tus manos todos los días en diferentes horas y teniendo en cuenta las actividades que realizas. Adicionalmente, recuerda, no solo se trata de lavar tus manos sino de hacerlo en el momento oportuno y de la forma correcta. 

¡Protege tu salud, lava tus manos! 

 

¡En la oficina lávate las manos inteligentemente!