¡Siempre tenemos algo bueno por descubrir!

02/09/2020

La decisión de terminar con tu propia vida es una situación trágica que, aunque se deriva de múltiples factores, se puede prevenir. Por eso, si tú has llegado a considerar suicidarte o conoces a alguien cercano a ti que tenga pensamientos suicidas, es importante que aprendas a identificar los signos de alarma para buscar u ofrecer ayuda de inmediato.  

prevencion_suicidio

 

 

Verte bien es nuestra mayor satisfacción y tu salud, física y mental, es lo que nos mueve cada día. Te recordamos que con nuestros Planes de Atención Complementaria (PAC) cuentas con una atención integral para acompañarte en cada necesidad y etapa de tu vidaPor eso, contamos con los mejores profesionales en psicología y psiquiatría para atenderte y ayudarte a superar cualquier dificultad. ¡Salvar tu propia vida o la de alguien más se puede!  

 

¿Cuáles son las señales de advertencia? 

Aunque los signos no siempre son evidentes y pueden variar dependiendo de cada persona, de acuerdo con la Clínica Mayo, existen síntomas que pueden darte indicios que alguien está contemplando sentimientos suicidas, identifícalos: 

  • Utiliza frases como “me quiero morir”, “desearía no haber nacido” o “me voy a suicidar”, entre otros. 
  • Se aísla del resto de las personas y desea estar sola. 
  • Tiene cambios de humor drásticos, puede pasar de la euforia a la tristeza profunda rápidamente.  
  • Aumenta el consumo de alcohol o de sustancias psicoactivas y modifica su rutina habitual de sueño y alimentación. 
  • Realiza actividades que pueden atentar contra su vida y son arriesgadas como una conducción irresponsable o el consumo excesivo de drogas.  
  • Adquiere medios autodestructivos, puede comprar un arma o guardar pastillas.  
  • Manifiesta que se siente desesperanzado y frustrado.  

 

¿Cuáles son los factores de riesgo? 

Reconocer los factores que pueden aumentar la probabilidad de un intento suicida es fundamentalte contamos: 

  • Personas con un intento previo de suicidiocon depresión o que se encuentran en momentos de crisis, por ejemplo, la pérdida del empleo, ruptura amorosa o pérdida de un ser querido, entre otras.  
  • La presencia de enfermedades crónicas y/o discapacidad. 
  • Experiencias relacionadas con “conflictos, desastres, violencia, abusos, pérdidas y sensación de aislamiento”. 
  • La pertenencia a un grupo vulnerable como desplazados, comunidades indígenas, personas homosexuales, bisexuales, transexuales, intersexuales y las personas privadas de la libertad. 

¡Preguntas frecuentes del Plan Preferencial!

¿Qué puedes hacer si crees que un ser querido está pensando en suicidarse? 

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) el suicidio es la segunda causa de muerte de los jóvenes entre los 15 y 29 años, por lo que, si conoces a alguien que esté planeando hacerlo, es importante que sepas cómo abordar la situación: 

  • Lo primero que puedes hacer es iniciar una conversación con esa persona y tener presente que estás ahí para escuchar y no para juzgar. Por eso, encuentra un espacio callado donde puedan hablar tranquilamente. 
  • Asegúrate de contar con el tiempo suficiente para tratar el tema y demuéstrale a la otra persona que le estás prestando atención, mírala a los ojos y guarda cualquier cosa que pueda distraerte.  
  • Puedes hacerle preguntas abiertas que requieran respuestas amplias. Además, no interrumpas a esa persona mientras habla, ni intentes ofrecerle soluciones.  
  • Háblale de forma directa sobre el suicidio, exprésale tu preocupación y no prometas confidencialidad frente al tema. 
  • Toma seriamente la situación y evalúa el grado de riesgo. Aconséjalo sobre buscar ayuda profesional y a dónde puede acudir.  
  • No le des sermones sobre el valor de la vida, solo muéstrale que estás disponible e involucra otras personas que puedan ayudar a la situación. También, pregúntale sobre intentos previos, si han existido y si tiene actualmente un plan de suicidio. 
  • Procura no dejar a tu ser querido solo y retira aquellos objetos que puedan suponer un riesgo para su vida. Por eso, si el riesgo es alto permanece con esta persona y procura ganar tiempo. 
  • Por último, no ignores la situación, ni te muestres consternado. Tampoco entres en pánico, no uses frases como “todo estará bien”, ni busques hacer parecer el problema como algo trivial.    

Si sospechas y te preocupa que una persona cercana esté pensando en suicidarse, lo mejor que puedes hacer es preguntarle por sus pensamientos para detectar el riesgo y actuar oportunamente. Igualmente, comunícate al 6500200, ext. 1201 o con nuestra línea de orientación en salud mental IPS Ángeles llamando al 3217896629, 3045261868 y 0363452777 o escríbenos a saludmental@famisanar.com.co. 

 

 ¡Por tu vida y la de quienes más amas, todos prevengamos el suicidio! 

 

 

 

¡Una línea de orientación en salud mental inspirada en ti!