¡Siempre habrá un motivo para continuar con tus tratamientos!

09/11/2020

Tiempo de lectura: 2 minutos

No todas las personas somos iguales, todos contamos con distintas oportunidades y formas de ver, vivir y apreciar la vida, pero algo nos une a todos, los sentimientos y el corazón pues siempre habrá un motivo, una razón o una persona que nos haga seguir luchando a pesar de las dificultades. 

adherencia

 

Recuerdo que hace 2 años, mi vecino José fue diagnosticado de cáncer, una enfermedad que significa un riesgo alto en la salud de una persona, y no hablando únicamente de lo físico sino también de lo mental. Sin embargo, José me demostró que nunca debo rendirme, en vez de perder la ilusión, él sacó lo mejor de sí, junto con su familia, decidió luchar por su vida.  No dejó ni un solo día de seguir con su tratamiento y tomar los medicamentos, después de una gran lucha, venció el cáncer. 

¡Mejora tu calidad de vida! 

Como lo indica Pfizer, la adherencia hace referencia tanto al tratamiento como al cumplimiento del mismo, en donde un paciente diagnosticado con una enfermedad crónica continúa con sus medicamentos de manera responsable, adopta nuevos hábitos saludables de vida o sigue una dieta específica con el fin de reducir los síntomas y en algunos casos encontrar la cura. 

Existen algunos casos en los que las personas simplemente se cierran a la posibilidad de apegarse a un tratamiento y la toma de medicamentos,  lo cual surge por factores como la complejidad del tratamiento y prefiere no asumirlo, el temor a las reacciones adversas de los mismos, poca o nula mejoría, una aparición de resultados lenta y otros más. 

Recuerda lo siguiente, no todas las enfermedades crónicas son mortales, ni representan necesariamente gravedad, algunas pueden ser de carácter leve o moderado. Sin embargo, la atención debe ser la misma, ya que la falta de adherencia puede traer consecuencias negativas en tu bienestar, por ejemplo: 

  • Aumentas de la probabilidad de tener recaídas y complicaciones en tu enfermedad. 
  • Impides el efectivo y buen control de la enfermedad. 
  • Incrementas los síntomas y tu calidad de vida empeora. 
  • Provocas la aparición de resistencias y mayor virulencia de la patología. 
  • Generas una mayor probabilidad de tener reacciones adversas por el uso de medicamentos más fuertes. 

Con el fin de que mejores tu calidad de vida, por más difícil que sea la situación sentirte vivo y lleno de bienestar solo es posible cuando tú mismo te ayudas y te cuidas. Por esto, preparamos para ti una lista con estrategias que puedes adoptar para cuidarte: 

  • Sigue las recomendaciones de tu médico, continúa con los tratamientos y medicamentos que fueron destinados para mejorar tu nivel de salud y bienestar. Es importante que seas constante, disciplinado y responsable contigo mismo. 
  • Prepárate mentalmente, es hora de dejar atrás el pesimismo y adopta una mejor actitud y estado de ánimo. 
  • Diseña un calendario personalizado en el que cada mañana, al despertar, anotes los días restantes para terminar tus medicamentos, cada vez que marques un día cumplido sentirás la satisfacción de estarte cuidando y estar un paso más cerca de gozar de buena salud. 
  • Rodéate de los que más quieres, además de fortalecer la relación con tu médico de confianza, es importante que te unas cada vez más a tus cuidadores, pues son las personas que te ayudarán a enfrentar los momentos más difíciles.  
  • Distrae tu mente, mantén tu cuerpo activo, realiza distintas actividades a lo largo de la semana. 

Te recomendamos leer: ¡Por tu bienestar actualiza tus datos aquí!

Vive cada día con la misma pasión, recuerda que tú mismo le das sentido y alegría a tu realidad. Si estás pasando por un mal momento, no olvides que nosotros estamos ahí para ayudarte, con tu Plan de Beneficios en Salud te acompañamos en momentos más felices y, por supuesto en los complicados. 

¡Continúa con tus tratamientos!