¡15 mitos y verdades del VIH!

 

03/11/2020

Tiempo de lectura: 3 minutos

Ignorar que el VIH es una enfermedad que nos acecha desde hace varios años lo fortalece cada día más. 

pareja

 

Debemos generar conciencia sobre la rapidez con la que se puede transmitir por el solo hecho de no tomar las medidas necesarias al momento de compartir con personas de las cuales no conocemos su pasado. Por eso Famisanar quiere invitarte a que no ignores esta enfermedad y que te protejas y protejas a los demás por amor.

 

También te puede interesar leer: ¡Rutas de Promoción y Mantenimiento de la Salud!

 

HubSpot Video

 

Mitos y verdades acerca del VIH

Debemos cuidar nuestra vida  y la de las personas con las que tenemos algún tipo de relación, por eso Famisanar te presenta a continuación 15 mitos y verdades sobre el VIH. ¡Presta atención para que lo único que transmitas sea amor!

 

  1. ¿El VIH se puede transmitir por la picadura de un mosquito?

No, el virus no se puede transmitir por picaduras de mosquitos o de algún otro insecto, ya que el virus no puede sobrevivir dentro de él.

  1. ¿Puedo contraer el VIH al estar en contacto con una persona infectada?

No. El virus no se contagia por estrechar las manos ni por abrazar a una persona que vive con el virus.

El VIH solo se puede pasar de una persona a otra por transmisión sexual, por compartir agujas y jeringas, de madre a hijo y por transfusión sanguínea.

  1. ¿Las personas con VIH no pueden tener hijos?

Muchas personas con VIH han logrado tener hijos sin ser portadores del virus. Actualmente, existen estrategias que permiten a las personas que viven con VIH tener hijos sin el riesgo de transmitirles el virus.

  1. ¿Es lo mismo VIH que SIDA?

No. El VIH es el virus de inmunodeficiencia humana que afecta al sistema inmunológico del cuerpo y el SIDA es el síndrome de inmunodeficiencia adquirida, que es el estado más avanzado del VIH.

  1. ¿Se puede saber si una persona tiene VIH a simple vista?

No. Una persona con VIH puede verse y sentirse bien, y aún así ser portadora del virus. La única manera de saberlo es con una prueba de VIH.

Recuerda que la prevención es vital para poder detectar el virus e iniciar un tratamiento oportuno que te permita llevar una buena calidad de vida y aumentar tu esperanza de vida.

  1. EL VIH no se adquiere con sexo oral.

Si se puede adquirir mediante el sexo oral, puesto que el semen y las secreciones vaginales pueden contener altas concentraciones del virus. Estos líquidos en contacto con las mucosas de la boca y con una herida abierta es una vía de riesgo para contraer el VIH, por lo que se aconseja el uso de preservativos ante cada encuentro sexual, sea este por vía oral, vaginal o anal.

  1. Si un portador de VIH se lastima y sangra puede contagiar a los que le rodean.

El VIH se transmite con un contacto directo entre las corrientes sanguíneas de dos personas. Para que esto ocurra, el corte de la persona portadora tendría que sangrar en grandes cantidades y entrar en contacto directo con la herida de otra persona, situación que es altamente improbable.

  1. La manipulación de alimentos por parte de una persona con VIH es de alto riesgo.

Una de las particularidades del virus es que muere al estar en contacto con el aire, perdiendo la posibilidad de transmisión. Si un portador sufre algún corte mientras manipula alimentos, el virus presente en la sangre muere al estar en contacto con el aire.

  1. Dar positivo en VIH es una sentencia de muerte

Esto solía ser cierto. En la década de 1980 y principios de los 90, se sabía poco acerca de cómo tratar a las personas que vivían con el VIH o SIDA. Debido a la falta de conocimiento, sin medicamentos eficaces y el miedo, muchas personas diagnosticadas con el VIH y SIDA murieron. Sin embargo, afortunadamente, esto ya no ocurre. Ahora tenemos más y mejores medicamentos contra el VIH. Si sigues tu régimen de tratamiento y tienes cuidado de tu cuerpo, puedes vivir una vida larga y plena con VIH.

  1. La prueba de SIDA no es confiable

La "prueba de SIDA" es realmente una prueba de VIH que mide los antígenos del VIH (partículas de proteína viral) y anticuerpos de VIH, que son proteínas especiales que el organismo produce en respuesta a la infección. Si tienes VIH tu sistema inmunológico producirá anticuerpos contra el VIH. Las pruebas del VIH de combinación antígeno-anticuerpo (también llamadas pruebas de 4.ª generación) pueden detectar el VIH con 99% al 100% de precisión. Sin embargo, si el resultado de este examen es positivo, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de los EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés) recomiendan que el resultado sea confirmado por un inmunoensayo de diferenciación de anticuerpos VIH-1/VIH-2. El inmunoensayo puede, además de confirmar la primera prueba, indicar que tipo de VIH porta una persona — VIH-1 o VIH-2.

Las pruebas rápidas de detección del VIH son convenientes, porque dan los resultados en 20 minutos. Sin embargo, a pesar de que los falsos positivos son muy raros, un resultado positivo de una prueba rápida se considera preliminar y debe ser confirmado por otro examen de VIH.

  1. Los heterosexuales no contraen VIH

La mayoría de las personas que viven con VIH en todo el mundo son heterosexuales. Los hombres transmiten el VIH a las mujeres, y las mujeres lo transmiten a los hombres. El riesgo no se basa en etiquetas o categorías de personas. Cualquier persona que tenga relaciones sexuales sin protección (relaciones sexuales sin usar métodos de tratamiento como prevención o métodos de barrera como los condones) o comparta agujas o equipo de inyección (diabetes, drogas inyectadas, tatuajes, hormonas, etc.) con alguien se pone en riesgo para contraer VIH.

  1. "Si estoy usando anticonceptivos, no puedo contraer el VIH"

El VIH se puede transmitir durante cualquier contacto sexual sin protección. La mayoría de las formas de control de la natalidad solamente protegen contra el embarazo no deseado, no contra infecciones o enfermedades de transmisión sexual (ITS o ETS) como el VIH. El único método anticonceptivo que previene el embarazo y reduce significativamente el riesgo de contraer VIH es el condón. 

  1. "Estoy segura porque soy virgen"

Si no has tenido ningún contacto sexual en absoluto, no tienes riesgo de contraer VIH por vía sexual. Sin embargo, si has compartido agujas o equipo de drogas, estás en riesgo. Si has tenido sexo oral o anal, pero te consideras una "virgen" porque no has tenido sexo vaginal, sí estás en riesgo. Mientras que el sexo oral generalmente se considera una actividad de bajo riesgo, puede ser más arriesgado en ciertas circunstancias (por ejemplo, si tú o tu pareja tiene sangrado de encías). El sexo anal se considera una actividad de alto riesgo.

  1. "Las lesbianas no contraen VIH"

Aunque es mucho menos común que las mujeres transmitan el VIH a otras mujeres durante el sexo, las lesbianas sí pueden contraer VIH. Existen múltiples reportes de lesbianas que han adquirido VIH a través de prácticas sexuales violentas o compartiendo juguetes sexuales con una mujer que vive con VIH. Además, muchas mujeres que se consideran lesbianas han tenido relaciones sexuales con hombres y han adquirido VIH de esa manera. Las lesbianas que usan drogas y comparten equipo de inyección de drogas pueden contraer el VIH a partir de una aguja o jeringa que ha sido utilizada por alguien que vive con VIH.

  1. "Está bien tener sexo sin protección si ambos miembros de la pareja tienen VIH"

La realidad: Las relaciones sexuales entre dos personas que viven con el VIH pueden ocasionar que uno de ellos, o a ambos, contraigan una cepa o un tipo de VIH diferente. A menudo, esto se llama reinfección o sobreinfección. Esto puede suceder aun cuando tu pareja actual sea la persona que originalmente te haya transmitido el virus. El VIH cambia de manera diferente en el cuerpo de cada persona con el tiempo. Así la cepa que tu pareja tenía originalmente puede no ser la cepa que tiene ahora. Las diferentes cepas de VIH pueden ser resistentes a los medicamentos, lo que hace que sea difícil para su tratamiento funcione y para que puedas mantenerte saludable.

¡El VIH entre más lo ignores, más fuerte se hace!

 

¡El SIDA no es un mito y sí da, cuídate!