¡Por un sistema digestivo saludable y libre de tumores!

15/03/2022

Tiempo de lectura: 2 minutos

Tu sistema digestivo está conformado por el tracto gastrointestinal, el hígado, el páncreas y la vesícula biliar y tiene como función primordial, extraer los nutrientes de los alimentos para producir la energía que necesitas para tu actividad diaria.

sistema-digestivo

 

Porque tu bienestar es nuestra mayor prioridad, en esta oportunidad, te contamos cómo cuidar tu salud digestiva y cómo prevenir enfermedades como los tumores gastrointestinales.  

Te recomendamos leer: ¡Cuarta edición Revista PAC!

¡Hablemos de los trastornos digestivos! 

Muchas personas sufren de algún trastorno digestivo a lo largo de su vida, los cuales son más frecuentes de lo que pensamos como dolor o ardor de estómago, acumulación de gases, estreñimiento y eructos, entre otros. No obstante, existen otros virus mortales como la hepatitis, que causa inflamación en el hígado y afecta a miles de personas en el mundo, por lo que es esencial que conozcas cómo prevenir estas enfermedades digestivas. Estas son algunas de las más comunes: 

  • Úlcera gástrica. 
  • Cálculos biliares o piedras en la vesícula. 
  • Intolerancia a la lactosa. 
  • Hemorroides. 
  • Afecciones en el hígado, como hepatitis y cirrosis. 
  • Pancreatitis. 
  • Infecciones intestinales. 
  • Celiaquía o intolerancia al gluten. 
  • Diverticulosis. 
  • Enfermedad de Crohn. 

¿Cómo prevenir los tumores gastrointestinales? 

A nivel mundial el cáncer es la segunda causa principal de muerte, en donde cuatro de siete cánceres están relacionados con el sistema digestivo. Hoy, nuestros profesionales te traen una guía de hábitos para alejar esta patología de tu vida: 

  • Evita el estrés, el tabaco, el alcohol y el sedentarismo. La práctica habitual de actividad física influye positivamente sobre la flora intestinal. 
  • Mantén una alimentación variada, rica en frutas, verduras y legumbres. 
  • Intenta reducir el consumo de carne procesada. Incluye en tu dieta pescado, huevos y carnes magras. 
  • Consume alimentos fermentados como el yogurt y grasas de buena calidad como el aceite de oliva extra virgen, el aguacate, las nueces y demás frutos secos.  
  • Cocina los alimentos de forma saludable, es decir, al vapor y salteados. 
  • Bebe agua, 8 vasos al día. 
  • Come despacio y mastica bien los alimentos. 
  • Duerme bien. 

Por último, recuerda que, los antibióticos alteran tu flora intestinal, por lo que no debes abusar de su uso y tomarlos, siempre, bajo indicación médica.

¡Contigo en cada paso! 

 

 

¡Una digestión sana, es un cuerpo sano!